MasTecnoCiencia -Noticias de Descargas y Tecnologia
Tablets

Vamos a hablar de otras tabletas que no sean el iPad: probamos la Galaxy S6 Tab

Piense en una tableta. Diga la primera que le venga a la cabeza. Rápido. ¿Ya? Probablemente la mayoría de ustedes habrán hecho referencia a un iPad. Es la más vendida. De largo. De la historia, por corta que sea, de este mercado. Quizás algunos, los menos, hablen de una Surface. O de una Kindle Fire, esas tan socorridas que sobreviven como dispositivos de batalla gracias a los que no andan con un presupuesto más holgado. ¿Y Android? ¿Qué pasa con Android? Pues este sistema ha quedado relegado a un segundo plano cuando se habla de estos aparatos. Ojo, que no es el campo de minas que era antiguamente y se ha puesto al día en ciertos aspectos. Pero cuando se trata de un equipo con ‘chicha’, con sustancia, parece que no hay muchas alternativas.

Huawei hace sus pinitos de vez en cuando y Google, que el curso pasado lanzó la prometedora Slate al mercado, ha tirado la toalla. A pesar de que cada vez hay menos oferta y el interés por estos equipo no es el que se presuponía cuando se hornearon los primeros competidores del iPad, todavía hay margen para hablar de otras tabletas. Samsung sigue cumpliendo, a pesar de no tener un escaparate tan potente como el de sus móviles, año sí y año también con estos ‘gadgets’. En esta ocasión le ha tocado el turno a la Galaxy S6 Tab.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La mentada falta de una oferta recurrente en equipos de alta gama hace que esta tableta sea la mejor con Android del momento. Hemos pasado una semana con ella y estas son las razones con las que Samsung quiere convencerte para que te dejes más de 700 euros en su última tableta y no digas eso de ‘Por ese precio, me compro un iPad’. Pantalla, potencia, Samsung DeX y el S-Pen son los puntos fuertes de un equipo que también tiene algún que otro defecto congénito que puede limitar sus capacidades.

Más vertical que horizontal

Los iPads han abrazado un ratio pantalla de 4:3. Esta Samsung Galaxy S6 Tab opta por una relación de 16:10. ¿Eso qué diantres significa? Pues básicamente que tenemos una tableta más estrecha, con un cuerpo más rectangular que la de la manzana. Influye por ejemplo, a la hora de utilizarla con una sola mano. Es algo harto difícil en ambos casos, pero con un aparato más vertical me resulta más fácil hacerlo.

El formato apaisado está bien a la hora de ver un vídeo, no tanto a la hora de trabajar

Pero lo que ganas en un sentido, lo pierdes en otro. Para trabajar, un formato más apaisado – manejamos un panel de 10,5 pulgadas – puede hacer que nos sintamos algo encajonados a la hora de manejar un documento o dos aplicaciones al mismo tiempo y que echemos en falta más aire en la parte superior e inferior. Sin embargo, si estás pensando en utilizar esta tableta para ver series y películas personalmente me parece que el 16:10 es un formato más adecuado que el 4:3.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Al final, todo depende de gustos y manías personales. Si ya nos ceñimos a la calidad y no a la forma, hay que decir que esta es una pantalla buena. Se trata de una Super AMOLED. Ya sabemos la particularidad de estas pantallas, que tienden a saturar ligeramente los colores. Siempre lo puedes regular en ajustes, pero por defecto tenemos una reproducción más exagerada. Cuenta con compatibilidad con contenidos HDR 10+, pero no soporta Dolby Vision.

¿Lo sabías?  Wolder Millenial, un móvil de 6 pulgadas que también funciona como tablet

En líneas generales cumple en la reprodcción del negro, ángulos de visión y brillo (quizás se le podría pedir algo más cuando hay fuerte iluminación exterior). A lo mejor en algún momento, si tienes el ojo entrenado o acostumbrado a otras pantallas, pues echarás de menos una mayor tasa de refresco. La resolución, por cierto, es 2K. Más que suficiente.

Diseño: cuestión de detalles

Sobre el diseño hay varios detalles que subrayar. El armazón de metal prescinde ahora del conector de auriculares jack. En los móviles ha sido una decisión que aún a día de hoy cuesta digerir y aquí me parece una pérdida aún más notable, en el caso de que aspires a hacer de este equipo el que uses para trabajar día a día. Lo que te quitan por un lado, no te lo quitan por el otro. No renuncia a la ranura para la bandeja microSD. Te deja añadir hasta un tera de almacenamiento mediante tarjeta externa, una cantidad más que notable.

Funda de la Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)
Funda de la Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)

El formato de pantalla que antes comentábamos condiciona sus hechuras. Mide casi 24,5 centímetros de largo por prácticamente 16 de ancho. El grosor es de 5,7 milímetros. Es bastante ligera, 445 gramos. Un baile de cifras y dimensiones que básicamente vienen a decir que se trata de un equipo compacto, bastante cómodo de llevar incluso en la mano en el metro o el autobús.

Hay un detalle del cascarón de la Tab S6 que merece la pena ser destacado. La integración del S-Pen. A diferencia de Microsoft o Apple, aquí el lápiz digital viene incluido. Como crear un mecanismo al estilo de los Note (que se mete dentro del cuerpo) supondría hacer un dispositivo más gordo, han optado por un sistema magnético como el iPad Pro, que también hace las veces de cargador. Han hecho una pequeña hendidura en la parte trasera. La solución es bastante buena aunque no está exenta de problemas. El primero, el lápiz solo se imanta por uno de los cuatro laterales.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Por las otras tres, nada. Eso hace que con las prisas puedas colocarlo mal y se te caiga. El otro inconveniente, que si lo llevas al aire es muy fácil desengancharlo al darle un golpe o en la mochila y se suelte. La solución a esto, hacerte con una funda. O sea, pasar por caja. Si tenías pensando utilizar la Galaxy Tab S6 para escribir de todas formas te ibas a tener que hacer con el teclado. El modelo oficial que han creado tiene una parte abatible que cubre el S-Pen y le da un mejor agarre. El problema de este accesorio es que cuando tienes que desplegarlo para trabajar sobre las rodillas es bastante inestable.

¿Lo sabías?  La tablet con la que Samsung quiere competir con el iPad Pro

¿Y al escribir? No es un teclado tan robusto como el que puede ser el de un portátil pero no me ha resultado un suplicio redactar un texto largo. Mentiría si diría que no hecho de falta unas teclas más consistentes, pero me ha hecho el apaño. Lo curioso es que la funda en realidad son dos. La cubierta trasera (con su ‘caballete para sostenerla de pie) se puede usar independientemente del teclado.

Sobre el S-Pen, poco que comentar. Hay a gente que le vuelve loco este accesorio. Yo, que no dibujo y tampoco soy el as de las notas manuscritas, no le saco tanto provecho. Hay una función muy interesante: la de seleccionar y extraer texto. Es la que más he utilizado en estos días con ella.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

El sonido es bastante potente y claro. Cuenta con cuatro altavoces estéreo de AKG compatibles con Dolby Atmos. Están colocados en el borde superior e inferior cuando la utilizas en vertical (y en los laterales en sentido horizontal). La colocación está bastante bien escogida, porque dificulta taparlos independientemente de cómo agarres el dispositivo.

Muy potente, no la más

El motor es un Snapdragon 855 de Qualcomm. Es uno de los procesadores más punteros del año cuando hablamos de móviles. Mueve teléfonos de la talla del OnePlus 7 Pro, el V50 de LG o el Mix Mix 3 de Xiaomi. Aquí se mueve con la misma soltura. Hay versiones de 6 y 8GB de RAM. Teniendo en cuenta que este equipo pretende llegar incluso a un entorno profesional, podrían haber arriesgado incluso con una versión de 12GB para tener más músculo disponible. Cuenta con USB tipo C y Bluetooth 5.0. No cuenta con NFC.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Vaya por delante que con cualquiera de las dos configuraciones la mayor parte de los usuarios tendrá más que suficiente. Yo personalmente no ha encontrado ninguna pega en lo que a rendimiento se refiere. He podido manejar varias ‘apps’ y ventanas (con Samsung Dex), he podido montar pequeños vídeos… aunque la he notado por detrás de los iPad Pro. Creo que aquí entra en juego no solo ya los chips de Apple sino también los respectivos sistemas operativos. Aunque tuviese sus limitaciones, iOS, ahora iPad OS, ha sido un entorno mucho más controlado y adaptado para tabletas. Controlar tanto el ‘hardware’ como el ‘software’ al cien por cien, a excepción de que seas un zote, te tiene que suponer un punto extra a la hora de echar a correr.

Olvídate de Android, DeX

Samsung Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)
Samsung Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)

Esto es lo que justifica las diferencias. No es ninguna novedad que Android ha ofrecido una alternativa sólida pero no en este terreno. Samsung intenta remendarlo con One UI, su capa de personalización. No hay nada destacable. No hay nada que no esperes ni nada que vayas a echar en falta. Te permite contestar llamadas y mensajes si tienes un teléfono Samsung. En realidad a lo que hay que prestar atención más a DeX. Lo que empezó como una solución de ‘hardware’ para convertir tu móvil en un PC solo con conectarlo a una pantalla ha derivado en una solución prácticamente de software.

¿Lo sabías?  Amazon actualiza las tablets Fire 7 y Fire 8 HD con nuevos precios y mejores prestaciones.

DeX es probablemente la propuesta más interesante para hacer Android productivo en una tableta

Aquí, solo con pulsar un acceso en el menú rápido, se activa DeX, que viene a ser un entorno de trabajo más similar a Windows, con su escritorio y sus ventanas. Aunque hay veces que da algunos tirones y tiene sus pequeños fallos, es una propuesta más que interesante. Cuando he tenido que utilizar la Tab S6 como ‘portátil’ lo he activado sin dudarlo, por razones tan sencillas como que me deje arrastrar archivos entre diferentes aplicaciones o que se puede conectar un ratón facilmente. Cuando lo he utilizado para ver Netflix o jugar, lo he hecho con el modo tradicional de Android.

Samsung Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)
Samsung Galaxy Tab S6. (M. Mcloughlin)

Cuenta con 4.000 mAh de batería. Y carga rápida. En general soporta una jornada de trabajo, utilizándolo como equipo personal, aunque es probable que quizás tengas que enchufarlo a última hora si tienes demasiada faena. La seguridad corre de la mano de un sensor de huellas bajo la pantalla. Nada que ver con lo de los móviles. Algo más lento y con más fallos. Es más, yo he acabado tirando del PIN de desbloqueo, aunque me lleve algo más de esfuerzo. Lo mejor del lector de huellas es que si quieres optar por biometría no te ves limitado al dichoso reconocimiento facial.

Llega con un total de tres cámaras. Dos en la parte trasera, una en la delantera. Sí, Samsung ha equipado su Galaxy Tab S6 con sensor dual. Un gran angular (13 megapíxeles, f/2.0) y un ultra gran angular (f/5.0, f/2.2). Graba en 4K a 30 frames por segundo y cuenta con modo retrato, aunque lo que nos faltaba ya era andar comprando una tableta de este tipo porque permite hacer fotos con ‘bokeh’. La cámara delantera por su parte, cuenta con 8 megapíxeles de resolución, apertura de f/2.0, y graba en 1080p.

¿Merece la pena?

La Galaxy Tab S6 cuesta por el modelo más básico 719 euros. 799 euros si le metemos la posibilidad de tener una nanoSIM para tener datos. En el caso del modelo superior (8GB de RAM + 256GB) los precios son de 799 euros y 879, respectivamente. Si estás pensando en utilizarlo como equipo de trabajo, lo ideal es que te hicieses con la funda teclado, que ya son otros 69,90 euros.

Es una inversión grande. Se sitúa en un terreno de nadie. Su coste es mayor al de los iPads Air y su modelo más caro es igual al más barato del Pro. Si lo que quieres es trabajar como en un ordenador, DeX, aunque tiene que arreglar detalles, es una buena opción para emular el entorno Windows. Sin embargo, el formato escogido hace a este dispositivo más interesante, en mi opinión, para consumir contenido que para trabajar, por lo estrecho del panel.



Source : elconfidencial

Related posts

Samsung presenta las nuevas Galaxy Tab S2

Rocambol

¿Qué podríamos esperar de las próximas tablets en 2017?

Rocambol

No habrá iPad Air 3 este año, pero sí iPad Mini 4 y iPad Pro

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: