MasTecnoCiencia
Trucos y Consejos

Tu portátil acumula basura a un ritmo endiablado: aprende a limpiarlo fácilmente

La primavera es época de limpiar las casas a fondo, como saben en el mundo anglosajón sin necesidad de Marie Kondo, encargada de organizar y dar felicidad a nuestras vidas. Sin embargo, cualquier época del año es buena para limpiar, no solo los hogares, sino también nuestros dispositivos digitales: en ellos, sin que nos demos cuenta, acumulamos documentos y archivos que no nos sirven ya para nada y que solo ocupan espacio. A ellos se suman los archivos temporales que un ordenador portátil genera durante su funcionamiento. Todo un espacio que podríamos liberar para lo que tengan que venir en el futuro.

Por ello, hoy sacamos el plumero y la bayeta virtuales, y nos disponemos a ‘tirar’ todo lo que sobra en nuestro portátil. Lo podemos hacer de forma manual, con las herramientas que tiene el ordenador o con ‘software’ externo. En cualquier caso, cuando termines te sentirás en paz y habrás ganado hasta unos gigas más que te serán muy útiles. Y si no quieres desprenderte de algo pero sabes que necesitas esos gigas extra, recuerda que puedes guardarlo en discos duros externos o en la nube. Otra posibilidad es meter archivos en carpetas comprimidas.

Rebuscar y tirar

El primer paso para limpiar el ordenador, más tradicional, sería revisar todas las carpetas que tienes e ir eliminado lo que no necesitas o lo que, siguiendo la filosofía Kondo, no te haga feliz. Borradores de documentos, fotos que nunca más volverás a ver, vídeos que grabaste para algo concreto y ya no tienen valor… Todo ello debe irse a la papelera de reciclaje y, una vez dentro, eliminarlo para siempre. De esta forma, le indicamos al portátil que tiene huecos libres para rellenar. De hecho, recuerda revisar la papelera de reciclaje de vez en cuando para vaciarla.

El Matebook 13 no deja de compararse con el MacBook Air. (Huawei)
El Matebook 13 no deja de compararse con el MacBook Air. (Huawei)

Este trabajo puede parecer más enfarragoso, pues hay que revisar todas las carpetas de archivos y documentos personales. Pero si sabes dónde está aquello de lo que puedes prescindir, sabrás por dónde empezar a eliminar. Recuerda que los vídeos, las fotos y las canciones son los archivos que más espacio suelen ocupar. Y en la carpeta Descargas suele quedar mucha morralla de la que nos olvidamos.

¿Lo sabías?  Musica del dia -Luis Fonsi - Sola

Cómo limpiar el disco duro en Windows

Más allá de esta limpieza manual, hay otro tipo de borrados que nos cuestan más. Son, por ejemplo, los de los archivos de respaldo que se crean en cada actualización de Windows, u otros archivos temporales, que de temporales tienen poco. Los ordenadores de Microsoft con la versión 10 tienen su propia herramienta para hacer limpieza del disco duro y eliminar estos archivos más escondidos u otros.

Para liberar espacio, pinchamos en el botón Inicio (los cuatro cuadrados) y luego en Configuración. De allí, nos vamos a Sistema y por último a Almacenamiento. Encontraremos una opción llamada ‘Sensor de almacenamiento’. Al acceder, pinchamos en ‘Liberar espacio ahora’. En ese momento, Windows analizará el equipo para descubrir qué ocupa más espacio. Cuando termine, escoge aquellos que no te interese guardar y pincha en ‘Quitar archivos’. Estos van directos a la Papelera de reciclaje, así que deberás entrar en ella para eliminarlos por completo.

La limpieza del portátil se puede hacer en primavera o en cualquier otro momento del año. (Pixabay)
La limpieza del portátil se puede hacer en primavera o en cualquier otro momento del año. (Pixabay)

Pero no nos vamos todavía del sensor de almacenamiento. También es posible activarlo para que borre determinados archivos de vez en cuando. En este apartado encontraremos una sección llamada ‘Cambiar la forma de liberar espacio automáticamente’; en ella hay varias opciones: archivos temporales (hablamos de ellos de nuevo a continuación), contenido de la nube y la que ya conocemos, ‘Liberar espacio ahora’. Seleccionamos las que deseemos y nos despreocupamos.

También están los archivos temporales que el ordenador genera en su día a día. Nos vamos a Sistema, de allí a Almacenamiento y buscamos nuestro equipo. En él, seleccionamos ‘Archivos temporales’. Los borramos pinchando en ‘Quitar archivos’.

Otra forma de liberar espacio en Windows es desinstalando todas aquellas aplicaciones que no usemos ya (y que no te haya descubierto el ‘Sensor de almacenamiento’). En el menú ‘Aplicaciones y funciones’ las podrás ver todas y ordenarlas por tamaño antes de desinstalarlas. Además de las aplicaciones están los programas, que puedes visualizar entrando en el menú Configuración, de ahí a Programas y por último a ‘Agregar o quitar programas’.

También, al igual que te comentábamos al comienzo que pasaras documentos a la nube o a un disco duro externo, aquí puedes llevarlos a OneDrive, el servicio en la nube de Microsoft.

¿Lo sabías?  3 trucos que te ayudarán a recuperar contactos borrados en Android

Hacer todo esto no solo nos servirá para tener más gigas que ocupar con nuestra producción, sino también para que el ordenador funcione mejor: a veces las actualizaciones no se instalan porque faltan gigas en las que hacerlo.

Cómo limpiar el disco duro en Mac

Si tenemos un portátil con Mac, nos debemos ir al menú ‘Acerca de este Mac’, dentro de Apple (es decir, pinchando en el icono de la manzana mordida). En él, seleccionamos Almacenamiento y, dentro de esta pantalla, un botón llamado Gestionar. El ordenador nos sugerirá qué hacer; por ejemplo, vaciar la papelera de reciclaje automáticamente con los archivos que lleven allí más de 30 días o comenzar a guardar archivos en iCloud, el servicio en la nube de Apple.

Imagen del menú de gestión del disco duro de Mac. (Apple)
Imagen del menú de gestión del disco duro de Mac. (Apple)

Si escogemos ‘Optimizar almacenamiento’, tendremos varias posibilidades para conseguir esto. Por ejemplo, pidiéndole al ordenador que elimine los contenidos de televisión de iTunes que ya se hayan visto. Otra opción que nos da es ‘No descargar automáticamente los archivos adjuntos’, es decir, pedirle que solo descargue los archivos que nos lleguen por correo electrónico si así lo pedimos.

Atención a ‘Reducir el desorden’. En ella, el ordenador busca archivos que pesen mucho o que cree que son prescindibles, para que te deshagas de ellos. Una vez accedemos, nos divide los archivos en varias categorías: Aplicaciones, Documentos, Papelera… Si acercamos el ratón al nombre y nos aparece una cruz, podremos borrarlo en ese momento.

‘Softwares’ para limpiar el ordenador

También se puede recurrir a programas externos para hacer este trabajo. Uno de los más conocidos es CCleaner, que elimina archivos indeseables y errores para que el ordenador funcione mejor. En su menú Herramientas hay un desinstalador de programas.

Pero hay más. Easy Duplicate Finder, para Windows o para Mac, es un ‘software’ que encuentra los archivos que tienes duplicados y te avisa de dónde están. Es una situación que te puede pasar si preparas una carpeta con fotos y vídeos seleccionados para los amigos, que ya tenías guardadas en otro lugar, y olvidas borrarla. Puedes personalizar el escaneo del equipo o la forma de búsqueda. Una vez encontrados, se eliminan con un solo clic o se visualizan todos para comprobar de cuáles nos queremos deshacer.

Revo Uninstaller es otro de esos programas para borrar y desinstalar, recomendable en usuarios pro a los que no les importe pagar para eliminar extensiones de navegador o aplicaciones de Windows que de otra manera no se pueden eliminar. No solo es para usuarios pro porque sea de pago, sino porque tienes que saber muy bien qué aplicaciones de Windows puedes desinstalar sin que te vayan a hacer falta en el futuro. En la versión gratuita cuenta con 8 herramientas de limpieza y soporte técnico.

Escritorio como repositorio de archivos

Seguro que has visto la imagen, e incluso tú lo has hecho: un escritorio de ordenador, sea Windows o Mac, lleno de archivos y carpetas. Utilizar el escritorio como ‘trastero’ virtual consume recursos que podemos ahorrar.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Lo ideal es que el escritorio esté despejado. Guarda los archivos en las carpetas que ya vienen predefinidas (Documentos, Imágenes, Música…) o crea otras nuevas dentro de ellas. En el escritorio puedes dejar accesos directos a estas. Por otra parte, si al instalar un nuevo programa te genera automáticamente un icono en él, elimínalo o ánclalo al menú Inicio.

Borrar caché del navegador

También conviene pasarse por los navegadores web que tenemos instalados y eliminar la caché, que es la memoria volátil que ayuda a que las webs se carguen más rápido. Por ello, la navegación puede hacerse algo lenta hasta que se vuelva a ‘rellenar’; pero no te preocupes, porque se rellena pronto. Además, al borrar la caché podemos aprovechar para borrar el historial y las ‘cookies’, con lo que ganamos en privacidad o seguridad mientras ganamos unos megas extras.

Foto: Chrome.
Foto: Chrome.

Todos estos consejos los puedes hacer periódicamente o cuando te acuerdes, para evitar que te salga el temido mensaje que pide una liberación del disco duro. No solo servirá para que el ordenador rinda mejor y durante más tiempo, sino para aprender a deshacernos de lo que ya no nos sirve. Marie Kondo estaría orgullosa de nosotros.

Related posts

Cómo silenciar WhatsApp para disfrutar de las vacaciones

Jesus

Cómo eliminar un perfil de Netflix de tu cuenta

Jesus

Instrucciones para descargar nuestros datos de Google+ antes de su cierre

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: