tomtomrunner2.jpg
Gadgets

TomTom Runner 2 Cardio+Music, análisis

tomtomrunner2.jpg

TomTom sorprendió a propios y extraños cuando a principios del año pasado inauguraba su línea de relojes deportivos, enganchándose al fenómeno runner. Lo hacía con un reloj sencillo, alejado de las prestaciones que ofrecían marcas consolidadas como Polar o Garmin, pero que ofrecía todo lo que necesitaba el aficionado que empezaba a sentir elgusanillo del running en sus venas: un buen GPS, un pulsómetro más que decente integrado en el mismo reloj y funciones básicas como análisis de velocidad, distancia recorrida, calorías quemadas o la posibilidad de trabajar en zona cardio.

Tras los buenos resultados cosechados en ventas, se animaron a abrazar el mundo del fitness con el lanzamiento del su versión multisport que ofrecía la posibilidad de medir nuestro rendimiento a la hora de nadar en una piscina o sobre las dos ruedas de una bicicleta.

Y ahora renuevan toda su gama con el lanzamiento de la nueva generación TomTom Runner 2 – Spark en la que sobre todas las novedades que incluyen sus tres relojes, destaca con luz propia “Music” o lo que es lo mismo, la posibilidad de almacenar música en nuestro dispositivo y reproducirla emparejándolo con unos auriculares Bluetooth.

Para ello, los nuevos relojes incluyen 3 GB de almacenamiento interno, lo que sobre el papel permite gestionar unas 500 Musicaes. Y la idea es buena: ¿En vez de correr con el móvil, por qué no hacerlo únicamente con el reloj?

runner-2-strap2

Diseño continuista

Los nuevos TomTom cambian poco desde el punto de vista del diseño con respecto a la generación anterior. Mantienen el cuerpo central que podemos integrar en distintas correas plásticas y elmismo control manual de la pantalla: un gran botón cuadrado bajo la pantalla con el que nos desplazaremos entre los distintos menús.

Lo dijimos en su momento y lo repetimos. En un entorno deportivo, donde nuestro reloj puede estar sujeto a golpes, sudor, arañazos etc. nos parece todo un acierto no apostar por las pantallas táctiles. La mayoría de los fabricantes siguen apostando por el control manual (por muy inteligentes que sean sus relojes) y sólo en algunos modelos, normalmente en gama de entrada, se apuesta por lo táctil en una concesión al mundo del smartwatch.

Por otro lado, la pantalla de este TomTom crece ligeramente en tamaño para poder mostrar más información e inaugura un nuevo conector propietario, tal vez un poco más incómodo de utilizar que el de la generación anterior y que necesitaremos utilizar tanto para cargar la batería del reloj como para sincronizar nuestros resultados a través de un ordenador.

En cuanto a la correa, TomTom apuesta para esta generación nuevos colores y diseños y un material plástico que resulta más agradable y suave al tacto y que se ajusta mejor a la muñeca que en su primera versión.

tomtomspark

Para el runner casi “profesional”

Si la primera incursión en el mundo de running de la mano de TomTom podíamos acceder únicamente a algunos parámetros “básicos”, en esta segunda encontramos todo un entrenador personal en nuestra muñeca.

Además del ya conocido menú “Objetivos”, Spark inaugura un nuevo menú “Intervalos” que nos permite programar una rutina completa de entrenamiento en forma de series, pudiendo determinar el tiempo de calentamiento, la duración/distancia de cada serie, el tiempo de recuperación entre cada una y finalmente el tiempo de trote que vamos a destinar a la relajación final.

Otra de las gratas novedades que introduce el firmware de Spark es el menú “Competir” que nos permite medirnos a nosotros mismos en un recorrido realizado con anterioridad. Si bien esto era posible hace tiempo, únicamente podíamos hacerlo desde la web, donde se comparaban los mismos recorridos una vez finalizados, pero no en tiempo real.

También ha mejorado el trabajo en zona “cardio” y el pulsómetro detecta mejor la variación en el número de pulsaciones y el ritmo en las distintas zonas en función de las mismas.

A la hora de correr, también crece la información que nos ofrece el reloj en tiempo real. Junto a la distancia recorrida, la velocidad, el ritmo medio o las calorías consumidas, se nos ofrecen nuevos parámetros como tiempo estimado, teniendo en cuenta el ritmo medio.

Por supuesto para llegar a un nivel profesional, que en este caso TomTom no pretende, podríamos pedir otras herramientas, como la inclusión de entrenamientos específicos, el seguimiento de planes para preparar media maratón o maratón, sensores como altímetro/inclinómetro que son especialmente útiles en el mundo del trail o incluso los modernos “motivadores”/ “coach” que incluyen algunos de estos relojes.

runner-2-colors

Música en tu muñeca

Como apuntamos antes, la gran novedad del dispositivo es la posibilidad de almacenar y reproducir música en nuestro reloj.

Para hacerlo, necesitaremos eso sí unos auriculares con Bluetooth Activo, y este detalle es importante, porque no todos los auriculares bluetooth disponen de esta característica.

Para introducir la música en el reloj, instalaremos la aplicación en nuestro equipo y seleccionaremos las listas de reproducción que queremos transferir a nuestro dispositivo. Y también esto es importante tenerlo en cuenta, ya que únicamente podremos sincronizar listas de reproducción y no Musicaes sueltas o carpetas con nuestro archivos.

Esto que puede parecer sobre el papel una desventaja no lo es tanto si tenemos en cuenta que el reloj no está pensado para ser un reproductor musical sino únicamente un “acompañamiento” mientras corremos o hacemos deporte.

De hecho una vez emparejado el reloj con nuestros cascos podremos acceder a unos controles muy básicos, como elegir la lista de reproducción que queremos escuchar, pausarla o cambiarla por otra.

Preparar el triatlón

Si bien la función Runner es la principal del nuevo TomTom, no es ni mucho menos la única. Otros deportes como la natación, el ciclismo o simplemente el ir al gimnasio tienen aquí cabida.

En natación por ejemplo, tendremos la oportunidad de medir la distancia recorrida, la velocidad o elnúmero de brazadas que hemos empleado en cubrir la distancia.

De forma similar, la modalidad ciclismo nos permite medir distancia y velocidad, aprovechando el GPS del reloj para trazar el mapa de nuestras rutas. No incluye eso sí, el accesorio que disponen dispositivos dedicados y que permite medir exactamente la cadencia de nuestra pedalada, pero como hemos comentado anteriormente, no es éste el nicho al que se dirige.

A cambio nos permite medir tanto los “rodajes” que realicemos sobre la cinta de correr como sobre bicicleta estática, de modo que al menos podamos contar con esos datos en forma de estadística acumulada.

tomtom_mysports

Cuantificando tu vida

Además de medir nuestro rendimiento deportivo, Spark incluye una función para cuantificar nuestra actividad diaria.

Como muchas pulseras cuantificadoras, el reloj de TomTom cuenta nuestros pasos y la distancia que recorremos cada día, además de los minutos que nos hemos mantenido activos y cuánto hemos dormido.

Probablemente esta sea la parte más floja del dispositivo y no sustituye en este terreno a un dispositivo dedicado como pudiera ser una pulsera Fitbit o Jawbone.

En primer lugar porque si bien a la hora de correr o hacer ejercicio las mediciones son bastante exactas, curiosamente no lo son en el apartado de cuantificación, mostrando valores que difícilmente corresponden con nuestra actividad real.

En cuanto al análisis del sueño, básicamente se limita a mostrar las horas que considera que hemos dormido, pero no hace un análisis del mismo, ni en realidad es demasiado preciso a la hora de determinar cuándo nos hemos ido a dormir o cuándo nos hemos despertado.

Y que la cuantificación es poco más que una curiosidad, lo descubrimos pronto en la App, que tanto en su versión on-line como en dispositivos móviles se muestra (como no podía ser de otra manera) fuertemente enfocada al rendimiento deportivo dejando la parte de cuantificación en un plano meramente anecdótico.

Y no podía tampoco ser de otra forma si tenemos en cuenta la autonomía de este TomTom. Si bien en reposo puede aguantar prácticamente una semana, a la hora de ponerlo en marcha durante nuestro ejercicio deportivo, donde deberá utilizar componentes como GPS, Bluetooth e iluminación de la pantalla en modo nocturno, la autonomía se reduce a poco más de un par de días.

frecuencia_cardiaca

TomTom MySports

Tan importante es disponer de un reloj capaz de ofrecernos todo tipo de datos, como una App/servicio web capaz de interpretarlos .

La apuesta de TomTom en este campo es TomTom MySports aplicación (iOS/Android) y servicio web con la que podremos comprobar el resultado de cada uno de nuestros entrenamientos y su evolución a lo largo del tiempo.

Como no podía ser de otra forma, la aplicación se beneficia del buen hacer de TomTom en el campo de cartografía y el uso de GPS, ofreciendo resultados precisos del “mapa” que hemos recorrido, la distancia, duración, puso medio, energía consumida, ritmo medio (y desglosado por kilómetros), altitud, gráfico de esfuerzo (cardiaco) en contraste con nuestro ritmo, etc.

Además de comprobar en qué se traduce efectivamente el resultado de nuestro esfuerzo, podemos consultar estadísticas semanales, mensuales, etc. resultados agregados, y crear objetivos que nos ayuden a mantenernos más motivados.

Como hemos comentado al principio de nuestro análisis, podremos sincronizar nuestros resultados con la aplicación gracias al conector propietario que se incluye en la caja. Pero también podremos hacerlo directamente asociando nuestro dispositivo móvil al reloj, a través de Bluetooth.

Pese a que ambas opciones como decimos están disponibles, la sincronización puramente mobile presenta en ocasiones problemas con algunos terminales Android un problema que TomTom arrastra desde hace cierto tiempo.

La buena noticia es que cada vez son más los terminales que la firma soporta de forma oficial y que ha mejorado el rendimiento de la App, pero es un terreno donde debe seguir mejorando para ponerse a la par de Apps como pueden ser Nike+ o Runtastic.

mysports_app

Conclusiones

Como en sus primeros modelos, TomTom ha conseguido con su Spark un reloj de fitness que ofrece una buena relación calidad-precio a la que pueden ponerse pocas pegas.

Por supuesto no es un reloj que puede competir en la parte alta del mercado, donde empresas como Polar posicionan dispositivos por 400–500 euros pero tampoco lo pretende.

Sus 250 euros no sólo lo convierten en un reloj más que interesante para los aficionados al running sino que cumple con todos los requisitos que pueden pedir aquellos deportistas que se toman el deporte como algo más serio.

El hecho de que ofrezca su variante multo-sports lo convierte como un dispositivo atractivo para aquellos interesados en dar el máximo en pruebas combinadas, como puede ser un triatlón.

Como puntos a mejorar, tal vez una mejor integración en el terminal móvil (mejor App, integración con Google Fit o Apple Health) y todo el apartado de cuantificación personal, sin duda lo más flojo de este reloj inteligente.

 

 

[Source link :muycomputer]

Related posts

Samsung SUHD, los nuevos televisores ya están aquí

Rocambol

CRONZY Pen, un boli para capturar cualquier color y utilizarlo sobre papel

Rocambol

Así es el Insta360 One R, la cámara de acción modular de Insta360

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

   

A %d blogueros les gusta esto: