MasTecnoCiencia -Noticias de Tecnologia
Juegos

Todo lo que necesitas saber para petarlo en Artifact, el nuevo juego de moda

Un juego de cartas como ‘Hearthstone’ o ‘Magic: The Gathering’ que incluye elementos heredados del archiconocido ‘Dota 2’. ¿Qué más se puede pedir? Pues una guía para no perderse en los inicios

En la semana de su estreno en abierto, el nuevo título de la todopoderosa Valve, ‘Artifact’, un videojuego de cartas basado en el popular ‘Dota 2’, se ha aupado a lo más alto de la lista de ventas de Steam. Era de esperar. Tras meses de expectación, miles de fans han tenido al fin la oportunidad de hacerse con este potencial superventas que viene a plantar cara a clásicos como ‘Hearthstone’ o ‘Magic: The Gathering’ (que ha abierto hace poco la beta de su nueva versión online, ‘MTG: Arena’).

G.C.

Con una mezcla de elementos propios del género de cartas y mecánicas de los MOBA (arenas multijugador como el propio ‘Dota 2’ o ‘League of Legends’), lo nuevo de Valve tiene todo lo necesario para ser un éxito, pero también un alto techo de dificultad. Comprender todas las mecánicas es complicado para el jugador que se acerca por primera vez a ‘Artifact’, así que vamos a intentar explicar lo necesario para sacar todo el partido al juego desde el primer día.

Tres líneas o carriles, la esencia de los MOBA

Lo primero y más importante que ‘Artifact’ hereda del ‘Dota 2’ son los carriles o líneas (‘lanes’ en inglés). Hay tres (izquierda, centro y derecha o, en jerga de los MOBA, ‘top’, ‘mid’ y ‘bot’), y, en cada uno, una torre propia que defender y una torre enemiga que derribar. Hay dos formas de ganar la partida: echar abajo dos torres del enemigo en carriles diferentes o echar abajo la torre de una sola línea (con 40 de vida) más la torre de mayor poder —denominada Ancestro— que se alzará a continuación (con 80 de vida). La primera estrategia resulta, al menos de momento, mucho más sencilla y efectiva.

En ‘Artifact’, imitando a ‘Dota 2’, hay tres carriles donde se juegan las cartas (Fuente: Artifact)
En ‘Artifact’, imitando a ‘Dota 2’, hay tres carriles donde se juegan las cartas (Fuente: Artifact)

También es posible, aunque muy infrecuente, que se produzca un empate porque ambos jugadores derriben la segunda torre al mismo tiempo.

Cinco héroes que decantarán los combates

Los personajes más poderosos e importantes de ‘Artifact’, como también sucede en ‘Dota 2’ y en otros MOBA, son los héroes. Al crear una baraja o mazo (‘deck’ en inglés), se seleccionarán cinco, de los cuales tres se desplegarán al comienzo de la partida, otro en la segunda ronda y el último en la tercera. Serán clave por sus estadísticas de combate y habilidades, pero sobre todo porque el color de los héroes que tengas desplegados en un carril determinará las cartas que puedas jugar en esa línea en concreto. Hay cuatro colores: rojo, azul, verde y negro. Si quieres jugar cartas verdes en el ‘top’, por ejemplo, tendrás que disponer de un héroe verde en ese carril.

Además, cada héroe tiene una carta asociada (‘signature card’ en inglés) de la cual se incluyen tres copias en la baraja obligatoriamente por haber seleccionado el héroe (y que no podrán jugarse de otro modo). Muchas de estas cartas son tanto o más poderosas que el propio personaje, de modo que tendrán mucho que ver con los héroes que decides jugar en tu mazo.

Cada jugador escoge cinco héroes para disputar las partidas (Artifact)
Cada jugador escoge cinco héroes para disputar las partidas (Artifact)

‘Creeps’, hechizos y mejoras

Las barajas de ‘Artifact’, que pueden ser de un solo color o mezclar varios, tienen que incluir un mínimo de 40 cartas (y de momento conviene no superarlo). Los cinco héroes no cuentan, pero ya hemos visto que 15 de los huecos los ocupan necesariamente sus ‘signature cards’, así que nos quedan 25 espacios para incluir criaturas (que en ‘Artifact’ se denominan críptidos o, más comúnmente, ‘creeps’), hechizos y mejoras (que otorgan efectos permanentes a la torre, como infligir un cierto daño cada turno, robar cartas adicionales u obtener más oro). Podrás introducir un máximo de tres copias de una misma carta, pero de algunas te bastará con llevar uno o dos, en función de tu estrategia.

Las barajas de Artifact suelen tener 40 cartas (Fuente: Artifact)
Las barajas de Artifact suelen tener 40 cartas (Fuente: Artifact)

Aparte, deberás crear una segunda baraja, en la que habrás de incluir nueve objetos; sobre todo, equipamiento con el que fortalecerás a tus héroes durante la partida. Estas cartas no las irás robando del mazo, sino que las podrás comprar en la tienda, como explicaremos a continuación.

¿Lo sabías?  Soraya Arnelas - Yo Brindo

Comienza la partida

Lo primero que sucede en una ronda de ‘Artifact’ es el despliegue de héroes y ‘creeps’. El carril en el que se colocarán los primeros lo decide el jugador, pero los segundos irán a parar a una línea u otra de manera aleatoria.

Cuando ya están desplegados los personajes, llega el momento de jugar cartas desde la mano. No tendrás una mano distinta para cada línea, sino que jugarás con las mismas cartas en todas. Para hacerlo, necesitarás maná, un recurso que sí es independiente en cada torre. Empiezas con tres manás que se incrementan de uno en uno cada ronda.

Solo podrás jugar cartas que compartan color con alguno de los héroes de la línea (Artifact)
Solo podrás jugar cartas que compartan color con alguno de los héroes de la línea (Artifact)

Si te has familiarizado con otros juegos de cartas, debes saber que en ‘Artifact’ no hace sus movimientos primero un jugador y luego el otro (como en ‘Hearthstone’) ni se pueden jugar cartas en las fases del oponente (como en ‘Magic: The Gathering’). Aquí el concepto fundamental es el de prioridad. Cuando el jugador que tiene la prioridad realiza su primer movimiento, esta pasa a su rival, que puede hacer el suyo, y así sucesivamente. Cualquiera de ellos puede pasar turno sin hacer nada, manteniendo la prioridad para la siguiente línea. Cuando ambos han pasado (ya sea porque no quieren o porque no pueden hacer nada), comienza la fase de combate.

¡A la batalla!

Por lo general, los héroes y ‘creeps’ atacarán al personaje enemigo que tienen enfrente, aunque enseguida descubrirás que no siempre es así. Cada carta tiene una flecha que indica hacia dónde va a atacar (esto se decide de antemano en la fase de despliegue). Si decides colocar un héroe en un carril donde algún personaje enemigo no tiene bloqueador, ocupará el hueco de enfrente. Pero ¿y si todos los enemigos están ya bloqueados? Entonces ocupará un espacio vacío desde el que podría atacar hacia delante, a la torre enemiga, o hacia un lado, donde hay algún personaje del rival. Será aleatorio, pero hay un 50 % de probabilidad de que suceda lo primero y solo un 25 % de que pase lo segundo. Tenlo muy en cuenta a la hora de desplegar tus héroes y también al jugar ‘creeps’ desde la mano, ya que aplica el mismo principio.

Más adelante descubrirás que hay cartas que redireccionan los ataques o permiten mover a los personajes dentro de su línea o incluso a otras líneas, con lo que el combate se vuelve mucho más interesante.

FOTO 6: Las flechas indican hacia dónde atacará el personaje (Artifact)
FOTO 6: Las flechas indican hacia dónde atacará el personaje (Artifact)

Ataque, vida y armadura

Tanto los héroes como los ‘creeps’ tienen tres estadísticas de combate: su ataque (que se representa con una especie de diana), su vida (un corazón) y su armadura (un escudo). Lógicamente, el ataque determina el daño que esta unidad hará a los enemigos, ya sean otros personajes o la torre. La vida es la cantidad de daño que pueden recibir hasta ser condenados (que es el término que se utiliza en ‘Artifact’ para decir que han muerto). Si un ‘creep’ se queda sin vida, desaparece; si le pasa a un héroe, regresa a la fuente para recuperarse y pasará una ronda entera hasta que lo puedas volver a desplegar.

¿Lo sabías?  Niantic dice que hay un secreto en Pokémon Go que nadie ha descubierto todavía

La armadura es, en principio, más interesante que la vida, puesto que no se reduce por el daño, sino que lo absorbe antes de que empiece a restar salud. Para entenderlo fácilmente, si un personaje tiene 4 de armadura y recibe 6 daños, solo perderá 2 puntos de vida. Y esa reducción se aplicará cada vez que reciba daño, sin que la armadura se agote.

Equipa a tus héroes para la victoria

Esta es otra idea que ‘Artifact’ toma prestada de los MOBA. Los héroes tienen tres ranuras (visibles en la parte superior de la carta) que sirven para dotarlos de equipamiento. En líneas generales, las ranuras son, de izquierda a derecha, para proporcionarles armamento que incrementa el ataque, objetos defensivos relacionados con la armadura y mejoras de salud. Los objetos proporcionan ventajas más sofisticadas que un mero incremento de estadísticas, pero eso es algo que se va descubriendo a medida que se juegan las cartas.

El equipamiento que proporciones a un héroe no se destruye cuando resulta condenado, sino que seguirá disponiendo de él cuando vuelva a desplegarse tras su paso por la fuente.

Nos vamos de compras

Otra idea original para los juegos de cartas que ‘Artifact’ ha sacado de los MOBA es la tienda. Entre ronda y ronda, podremos utilizar el oro que hayamos obtenido eliminando ‘creeps’ y héroes rivales para adquirir diferentes objetos. Siempre nos aparecerán tres columnas: la tienda secreta (donde puede aparecer cualquier objeto del juego, de forma aleatoria), la baraja de objetos (donde irán apareciendo los 9 objetos que hemos seleccionado al construir el mazo, mayormente equipamiento para nuestros héroes) y los consumibles (que aportan ventajas sencillas, como una poción que restaura algo de vida a un personaje). La única columna de la que podremos comprar más de un objeto, en caso de que poseamos oro suficiente, es la segunda.

En la tienda podrás comprar objetos después de cada fase (Fuente: Artifact)
En la tienda podrás comprar objetos después de cada fase (Fuente: Artifact)

Si tenemos la suerte de que aparezca algún objeto especialmente interesante en la columna de la tienda secreta, pero no tenemos bastante oro para adquirirlo en ese momento, podemos pagar 1 oro por reservarlo para la siguiente fase de compra.

La polémica economía de ‘Artifact’

Ahora que ya sabemos en líneas generales cómo funciona una partida, veamos cuáles son los modos de juego disponibles y el coste que tiene acceder a ellos. Probablemente habrás leído o escuchado que ‘Artifact’ no es un juego ‘free to play’, y es cierto. De entrada, tienes que pagar 17,95 euros por el juego en sí, a cambio de lo cual recibes 2 barajas preconstruidas, 10 sobres y 5 ‘tickets’. Una inversión que, ya adelantamos, se compensa de sobra con lo que se obtiene y los modos de juego gratuitos.

Lo que mucha gente critica es que no existe en ‘Artifact’ una forma de conseguir cartas u otros recursos invirtiendo solo tiempo, sin rascarse el bolsillo. A diferencia de lo que sucede en ‘Hearthstone’ o ‘MTG: Arena’, en el juego de Valve no se ofrecen recompensas diarias o semanales por ganar partidas o cumplir determinados objetivos. Si quieres nuevas cartas, tienes que pasar por alguno de tres sistemas de pago: comprar ‘packs’, pagar por entrar en los modos de juego competitivos (que sí tienen premios) o acudir al mercado secundario.

¿Lo sabías?  Descarga gratis el genial juego Steamworld Heist para PC

La existencia de este mercado secundario es, precisamente, otra de las principales diferencias entre ‘Artifact’ y los demás juegos de cartas ‘online’. Que haya un sistema de compraventa basado en la infraestructura de Steam, la popular plataforma de videojuegos de Valve, permite que el jugador adquiera solo las cartas que necesita para montar una baraja (aunque alguna ya vale más que el propio juego). Además, podrá vender aquellas que no esté utilizando para conseguir dinero.

El héroe Axe ya ha llegado a costar más que el propio juego. (Artifact)
El héroe Axe ya ha llegado a costar más que el propio juego. (Artifact)

Por otro lado, y a raíz de las críticas recibidas por la economía interna de ‘Artifact’, Valve ha añadido la posibilidad de reciclar cartas de escaso valor cambiándolas por ‘tickets’, lo cual hace más fácil acceder a esos modos de juego competitivos que permiten obtener recompensas.

Los modos de juego de ‘Artifact’

Si no quieres pagar un solo euro aparte de los 17,95 que cuesta comprar ‘Artifact’, hay una serie de modos no competitivos a los que podrás jugar de forma ilimitada, y solo en uno de ellos (Casual Construida) lo tendrás realmente difícil para ganar alguna partida sin haber gastado en cartas. Sin pasar por caja podrás disfrutar del modo ‘Llamamiento a las armas’ (con barajas preconstruidas que son las mismas para todos), de las partidas contra la máquina, partidas y torneos contra amigos o desconocidos (puedes establecer limitaciones para jugar con mazos baratos) y el ‘draft’ del modo Casual Selección Fantasma (eliges cartas de las que te ofrecen para montar un mazo). Para muchos esto es más que suficiente, pero otros tantos quieren disfrutar de la experiencia completa.

Si quieres hacerlo, y optar a premios, tendrás que gastar ‘tickets’ (se compran 5 por 4,50 euros) en acceder a alguno de los tres modos de Juego Experto: Modo Experto Construida (necesitarás una buena baraja para competir), Modo Selección Fantasma (como en el ‘casual’, eliges cartas hasta formar un mazo) y Modo Selección Guarda Cartas (lo mismo, pero te quedas con todas las cartas que hayas elegido; por eso, el acceso es más caro). Para simplemente recuperar tu inversión, tendrás que ganar tres partidas antes de perder dos. Si ganas cuatro o cinco, no solo recuperas sino que obtienes recompensas en forma de sobres.

En el Modo Selección Fantasma, vas escogiendo cartas hasta formar una baraja. (Fuente: Artifact)
En el Modo Selección Fantasma, vas escogiendo cartas hasta formar una baraja. (Fuente: Artifact)

Tú decides si tienes suficiente con la experiencia gratuita (repetimos: previo pago de 17,95 euros, salvo que aproveches futuras ofertas de Steam para comprar el juego) o quieres jugar de forma competitiva, disponer de los mejores mazos y volverte un lobo del mercado secundario de Steam. Lo que está claro es que ‘Artifact’ es muy diferente a lo que estamos acostumbrados en los juegos de cartas ‘online’, y eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Desde luego, es un soplo de aire fresco para los amantes de ‘Hearthstone’ y ‘MTG: Arena’ que quieren probar nuevas mecánicas y poner a prueba su habilidad con un sistema de juego que la mayoría considera más complejo y, por ende, más desafiante.



Source : elconfidencial

Related posts

Fortnite se actualiza con una nueva arma y más mejoras

Jesus

Esta carcasa para móvil te ayuda a capturar pokémon en Pokémon Go

Rocambol

4 de los mejores juegos de carreras en iOS y Android

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: