Spotify siempre ha buscador formas de que los artistas de cualquier tipo puedan tener un mayor impacto en su audiencia, usar la plataforma para darse a conocer, y que esta sea un canal directo entre los cantantes y los fans. Por ello, en septiembre del año pasado la compañía ponía en marcha un servicio muy interesante mediante el cual permitía a los artistas subir su música directamente a la plataforma, sin intermediarios y a través de un sistema muy personalizable y flexible.

Ahora, y menos de un año después, Spotify ha anunciado que cierra este servicio de subida de música directa, y solo pagará por las transmisiones de contenido cargado hasta julio de 2019, dando al traste con uno de los sistemas más interesantes para los artistas de la plataforma pero que, desgraciadamente, no había salido del mercado estadounidense.

La compañía, en su anuncio del cierre, dice que sus energías se centrarán a partir de ahora en mejor en el desarrollo de características y herramientas que son exclusivas de Spotify, por ejemplo las listas de reproducción o las actualizaciones del panel de control de Spotify for Artists, que ya utilizan más de 300.000 creadores, pero que seguirá buscando fórmulas para los artistas.

Y es que aunque no están claros los detalles exactos, la compañía apuntan a que en su opinión, la distribución de la música está mejor manejada por los socios, es decir, por las discográficas o por los titulares de los derechos de los artistas. En este sentido, uno de los problemas, según la compañía, es que los artistas tenían muy sencillo el hecho de subir música a Spotify, pero luego debian recurrir a otras herramientas de distribución para que su música estuviera disponible en otras plataformas.

¿Lo sabías?  Alvaro Soler - Animal

Con todo ello, también tenemos que tener en cuenta que Spotify anunció una inversión en el servicio de distribución DistroKid que permite la distribución de música multiplataforma y es compatible con otros servicios como iTunes, Apple Music, Pandora, Amazon, Google Play, Tidal, iHeartRadio, YouTube, Deezer, etc, por lo que parece que este puede ser el camino a seguir por la compañía para el futuro de la distribución musical.