Todofoto

Sony RX100 VII: Las optimizaciones exactas para subir de nivel

Probablemente la mejor ultracompacta del mercado

A principios de 2019 exploramos la oferta de Sony en materia de ultracompactas, y nos cruzamos con la RX100 V, que en esencia nos dejó boquiabiertos. Un año atrás llegó el turno de su sucesora, la Sony RX100 VI, con mejoras específicas y un premium en su precio bastante importante. Hoy hacemos un lugar a la nueva integrante de la familia, la RX100 VII. Sony aprovecha esta oportunidad para corregir algún que otro paso en falso, y por supuesto, seguir optimizando los puntos más fuertes de esta serie, incluyendo autoenfoque, modos Burst, y conectividad con accesorios secundarios.

Uno de los principales reclamos que el público en general le hace a las cámaras ultracompactas es que ya han sido reemplazadas por los smartphones y no tienen nada extra que ofrecer. Afortunadamente, eso no es cierto. Si bien para mucha gente es suficiente tomar fotos con sus móviles, la última generación de ultracompactas cuenta con ventajas técnicas que los dispositivos móviles tal vez nunca logren igualar, o al menos, no sin un cambio de formato.

Uno de los ejemplos más notables es el de la Sony RX100 VII. Comenzando por uno de los mejores sistemas de autoenfoque del mercado, vídeo 4K con oversampling, una lente de excelente calidad y sólidos niveles de Burst, esta ultracompacta merece toda nuestra atención. No importa si el plan es capturar momentos de acción, realizar un poco de fotografía urbana o sumergirse en el mundo del vlogging con micrófonos externos, la Sony RX100 VII puede con todo eso y mucho más.


Sony RX100 VII: Pequeña… pero sólo en apariencia

No dice mucho por fuera, es cierto

Anunciada originalmente en julio de 2019, la Sony RX100 VII presenta un sensor CMOS de 20.1 megapíxeles efectivos, respaldado por el procesador de imágenes Bionz X. Su sensibilidad ISO se extiende de 100 a 12.800 con un Boost inferior de 64, mientras que la velocidad de obturación oscila entre 1/2.000 y 30 segundos, o 1/32.000 con el sistema electrónico. Su pantalla de tres pulgadas es táctil y abatible (90 grados hacia abajo o 180 grados hacia arriba para modo selfie), con una definición de 921.600 puntos. Por el lado del viewfinder, el módulo OLED sigue allí, con formato pop-up, 2.36 millones de puntos de definición, y una cobertura del 100 por ciento.


Táctil y abatible, con modo selfie disponible

El sistema de autoenfoque en la Sony RX100 VII funciona tan bien que probablemente no sea necesario modificar nada más allá de su configuración estándar. La cantidad de opciones es impresionante, a un punto tal que algunos usuarios podrían sentirse un poco intimidados, pero la cámara permite desactivar varias de esas opciones para simplificar el menú. El número de puntos disponibles en esta edición de la ultracompacta asciende a 357, siempre basados en detección de fase, cubriendo casi el 70 por ciento del sensor. A ellos se suma una leve reducción en el tiempo de enfoque, que ahora es 0.01 segundos más rápido en comparación con el enfoque de la RX100 VI.

Esto significa que es muy difícil ver tropezar a la Sony RX100 VII. La inclusión de rastreo en tiempo real y rastreo de ojos está entre lo más positivo, pasando de rostros a ojos (incluyendo los de animales) sin dificultades, y sin necesidad de mantener presionado un botón. Sin embargo, podrás imponer tu voluntad sobre el autoenfoque con un simple toque de la pantalla.

¿Qué sucede con el Burst? En primer lugar, Sony decidió bajar el techo de 24 FPS a 20 FPS para evitar que el viewfinder y la pantalla se «apaguen» durante el disparo, un intercambio más que aceptable, considerando que los usuarios prefieren ver la acción aún durante las ráfagas. Y en segundo lugar, si alguien necesita ir más rápido, ahora tiene a su disposición el modo Single Burst, con series de disparos compuestos por siete fotogramas, a una velocidad máxima de 90 cuadros por segundo. Single Burst también funciona a 60 FPS o 30 FPS, dos buenas opciones para experimentar.


Controles sencillos, sin excesos

Si nos limitamos a estudiar su exterior, el cuerpo de la Sony RX100 VII casi no registra cambios frente a su predecesora. Liviana y compacta hasta la médula, con el mismo objetivo 24-200 integrado, y controles pequeños, un compromiso que debemos aceptar con el formato. Aún así, la cámara se las arregla para incorporar una entrada de micrófono, en caso de que la calidad de audio sea una prioridad. El único problema es que no tenemos una zapata para montarlo, pero siempre se puede improvisar algo. Por ejemplo, usar un adaptador de zapata con rosca de 1/4.


Adaptador de zapata con rosca de 1/4

(1)
Adaptador de zapata con rosca de 1/4″

  • Base de zapata para roscas de 1/4″
  • Ideal para estabilizadores y soportes
  • ¡Pon un accesorio debajo de tu cámara!

¿Dudas por el dial de modo? Como era de esperarse, Sony no modificó ninguna entrada: Full Auto, Automático programado «P», Prioridad de apertura «A», Prioridad al tiempo de exposición «S», Manual «M», Recuperar valores de memoria «MR», Modo película, Alta velocidad «HFR», Barrido panorámico y Selección de escena «SCN». Cualquier detalle adicional sobre los valores disponibles en cada modo podrá ser localizado dentro de la guía de ayuda, perfectamente traducida al español.


1-2.5 f5.6 ISO 100
1-1000 f5 ISO 200
1-1250 f4 ISO 100

¿Quieres capturar vídeo en 4K? Entonces, buenas noticias: La Sony RX100 VII es incluso mejor que sus predecesoras en ese aspecto. La actualización del sensor permite capturar detalle adicional gracias a su oversampling obtenido de 5.5K, con un crop muy ligero. Algo similar sucede al activar el nuevo modo SteadyShot Active, que combina estabilización digital y óptica. El crop final no va más allá de 1.2x, y se sigue viendo genial. En cuanto al tiempo de grabación se refiere, el límite de fábrica se mantiene en cinco minutos, pero es posible desactivarlo (recuerda vigilar la temperatura).


Sony DSC-RX100M7 – Cámara compacta (Sensor CMOS 1.0 de 20.1 MP, Zoom 24-200 mm, F2.8-4.5, grabación de vídeo 4K, AF de 0.02 s, Disparo contínuo hasta 24 fps) Negro

  • Objetivo de zoom zeiss vario-sonnar t 24-200 mm f2.8-4.5 de alta resolución
  • Af de 0,02.s, 357 puntos de detección de fases en plano focal y 425 puntos de af con detección de contraste
  • Seguimiento en tiempo real y eye af en tiempo real
  • Captura sin espacios negros de hasta 20.fps con seguimiento de af/ae
  • Grabación en 4k hdr (hlg), entrada de micrófono, pantalla táctil plegable 180

Related posts

Una Guía Rápida para Reconocer los Modelos de Cámaras Actuales de los Principales Fabricantes

Rocambol

Adobe Lightroom ahora cuenta con soporte para RAW en Android

Rocambol

Nueva Sony RX1R II: un sensor Full Frame que cabe en nuestro bolsillo

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hola aficionados a la Tecnología y a la Ciencia 

mi nombre es Jesús  Bienvenidos otro día más al

Canal de YOUTUBE de Mastecnociencia

Suscríbete

¡¡TE GUSTARA¡¡

                                 

A %d blogueros les gusta esto: