MasTecnoCiencia
Todofoto

Sony DSC-HX350: La naturaleza a tu alcance por menos de 300 euros

El mercado fotográfico ya nos permite ingresar al terreno de las cámaras réflex por menos de 300 euros, y eso es exactamente lo que muchos entusiastas desean. Sin embargo, aquellos que prefieran soluciones más simples sin tener que arrastrar equipo ni perder demasiadas funciones tal vez se sientan cómodos con una bridge como la Sony DSC-HX350. La calidad de imagen es más que decente por el precio, y sus 1.200 milímetros nos ayudan a capturar escenas que bajo circunstancias normales serían inalcanzables.

Para algunos, la fotografía es puro contacto urbano. Calles, arquitectura, pequeños comercios, graffitis y bares. Y para otros, tiene un lado definitivamente más «salvaje». Bosques, montañas, ríos, flora y fauna en general. Si te inclinas en favor del primer caso, recuerda que hemos visto ejemplares contundentes como la Ricoh GR III o la Panasonic Lumix DMC-GX9, pero si tu idea se centra más en el registro de la naturaleza, lo cierto es que una cámara superzoom sería una gran aliada. La buena noticia es que hay modelos con precios muy razonables, y eso nos traslada a la Sony DSC-HX350.


Sony DSC-HX350: Un poco más cerca de todo

Sony DSC-HX350

No, no es una réflex

Anunciada originalmente en diciembre de 2016, la Sony DSC-HX350 presenta un sensor CMOS de 20.4 megapíxeles efectivos, respaldado por el procesador de imágenes Bionz X. La sensibilidad ISO se extiende de 80 a 3.200 con un Boost superior de 12.800, mientras que la velocidad de obturación oscila entre 1/4000 y 30 segundos. Su pantalla principal mide 3 pulgadas con 921.600 puntos de resolución, es abatible (90 grados hacia arriba, 60 hacia abajo), pero no incluye soporte táctil. El viewfinder electrónico es relativamente pequeño con apenas 201.600 puntos de definición, sin embargo, la cobertura es del 100 por ciento, y no sacrifica demasiada claridad.

¿Lo sabías?  Cam Link, un dispositivo que transforma cualquier cámara en una webcam

Sony DSC-HX350

Abatible, pero no táctil


Lógicamente, en la Sony DSC-HX350 todo pasa por su distancia focal, que llega a un máximo de 1.200 milímetros (equiv.). Si los combinas con alguno de los 13 efectos disponibles, los resultados pueden llegar a ser extraordinarios (en lo personal me gusta mucho el efecto Miniatura). La pérdida de detalle no es tan severa como se esperaba en valores extremos, aunque no nos quedan dudas de que al sensor de esta superzoom le gusta trabajar con luz abundante. Ahora, eso no quiere decir que la fotografía nocturna sea imposible, pero a partir de ISO 800, el ruido se hace sentir un poco.

En materia de Burst, la Sony DSC-HX350 no ofrece nada extraordinario. Sus 10 FPS con búfer de 10 disparos deberían ser suficientes para registrar a un animal particularmente inquieto, pero no es lo que se dice una cámara de acción. El fabricante no la promociona de ese modo, y por su valor actual en el mercado, tampoco podemos esperar una metralleta. Dicho eso, la ausencia de soporte RAW es una pequeña piedra en el zapato. Nada que quiebre nuestra experiencia final con la superzoom… pero.


Controles equilibrados, con personalización aceptable

A nivel de interfaz, el ojo no entrenado podría confundir a la Sony DSC-HX350 con una cámara réflex, pero una vez desechada esa primera impresión, descubrimos que es muy fácil de usar. El botón Finder/Monitor no hace más que alternar entre la pantalla y el viewfinder. La cámara carece de sensores para detectar nuestra intención de utilizar al viewfinder. No es lo más elegante del mundo, sin embargo, calculo que algunos usuarios apreciarán esta aproximación manual.

¿Lo sabías?  Las Cámaras de Banco Óptico. Ventajas e Inconvenientes

Las opciones en el dial de modo no traen sorpresas, un detalle que ayuda en cualquier proceso de transición. Los valores disponibles son Automático Inteligente y Automático Inteligente Plus, Automático programable «P», Prioridad de apertura «A», Prioridad de exposición «S», Manual «M», Modo Película, Barrido Panorámico, Selección de Escenas «SCN», y dos entradas personalizadas (1 y 2) para guardar nuestras configuraciones favoritas, a las que se suma un botón Fn en la parte superior. Las instrucciones secundarias se dividen entre el manual básico con 36 páginas, y la guía general de 150 páginas.


1-50 f3.2 ISO 320 (Flickr-Nick W.)

1-250 f6.3 ISO 200 (Flickr-Filipe Fernandes)

1-500 f6.3 ISO 80 (Flickr-Filipe Fernandes)

Como era de esperarse, la Sony DSC-HX350 no es una cámara que priorice a sus funciones de vídeo. Por supuesto, nada te impide obtener un 1080p60 aceptable a 28 megabits por segundo con su sensor, y el SteadyShot sale al rescate en la estabilización de los cuadros, pero la falta de soporte 4K confirma que el vídeo se ubica en un segundo plano. Al mismo tiempo, no esperes encontrar ningún recurso de conectividad inalámbrica. Tanto el WiFi como Bluetooth brillan por su ausencia, aunque eso nos ahorra la tortura de las apps móviles.



Rebajas

Sony DSC-HX350 - Cámara Bridge BionZ X de 20.4 MP y Zoom 50x, Negro
Sony DSC-HX350 – Cámara Bridge BionZ X de 20.4 MP y Zoom 50x, Negro

  • SteadyShot óptico y SteadyShot óptico con modo Activo inteligente
  • Sensor CMOS Exmor R de 20.4 megapíxel
  • Motor BIONZ X para unos detalles y una reducción de ruido soberbios
  • Lente ZEISS Vario-Sonnar T* con zoom óptico de 50x

Las especificaciones oficiales de la Sony DSC-HX350 hablan de unos 300 disparos por carga de batería, o 380 si limitas tus sesiones al viewfinder, desactivando el monitor. El número podría ser mejor, pero eso demandaría el reemplazo del módulo NP-BX1 en favor de un formato más exótico, por lo tanto, nuestra recomendación es adquirir una batería Gloxy NP-BX1 compatible por menos de 20 euros, y el cargador híbrido Gloxy para casa y coche, que garantiza la recarga aún si te encuentras en movimiento.

¿Lo sabías?  Ya volvió el frío, protegete tú y tu equipo fotográfico con estos accesorios

652 gramos con batería y tarjeta de memoria. Esta superzoom podrá ser una de las más compactas en su categoría, pero definitivamente no es la más liviana. Eso significa que necesitarás un trípode para Sony DSC-HX350, y hoy no hay mejor solución que el Gloxy GX-T6662A. 10 kilogramos de carga máxima, aleación de aluminio, patas antideslizantes, fácil de transportar, y con una relación precio-rendimiento imbatible. ¿Prefieres una opción más pequeña? Entonces, la versión original del Clampod Takeway T1 se encuentra en oferta. Resiste sin problemas a la Sony DSC-HX350, y es una buena inversión a futuro.

La Sony DSC-HX350 no trae ninguna clase de protección contra los elementos, o sea que deberás prestar un poco de atención extra a su almacenamiento y transporte. Por suerte, este no es un inconveniente que demande mucho dinero. La bolsa Delta 400a Fancier hará un excelente trabajo por menos de 35 euros, con un amplio espacio, interior modificable, y mayor comodidad gracias a su estilo bandolero. ¿Quieres subir un escalón? Entonces, busca una Vanguard Discover 22. Guarda un cuerpo con dos objetivos, es resistente a la lluvia, e incluye un lugar para tus dispositivos móviles.

En resumen, si sacas a la Sony DSC-HX350 de su zona de confort tal vez notes algunos tropiezos, pero lo que nos interesa es su rendimiento como superzoom destinada a paisajes y naturaleza, y allí no defrauda. Además, los reviews del público son muy favorables, y si logra mantenerse por debajo de los 300 euros, su atractivo será mucho mayor. ¡Buena suerte!




Source : neoteo

Related posts

Podo, la mini-cámara que se pega a cualquier sitio

Rocambol

Accesorios de smartphone imprescindibles para fans de la fotografía

Rocambol

El zoom de la cámara Nikon Coolpix P900 toma por asalto la Web

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: