MasTecnoCiencia
Buenos Habitos

Remedios caseros para el acné

Lo primero que tienes que saber es que el acné es una afección de la piel que se manifiesta a través de granos y espinillas en la misma. El acné aparece especialmente en la adolescencia y juventud, aunque puede darse en otros momentos de la vida.

Afecta indistintamente a hombres y mujeres, y es más frecuente en la cara, cuello, el pecho, la espalda y hombros. Aunque es más una molestia que un trastorno severo, puede afectar a la autoestima de quien lo sufre, y puede dejar cicatrices y marcas de pigmentación con el proceso de curación de los granos.

Los granos pueden ser espinillas, con apariencia de protuberancia rojiza coronadas por una marca blanca que es generalmente pus, o granos internos, que no llegan a sacar a la superficie el sebo y el pus y suelen ser más dolorosos.

9 remedios naturales para el acné

Ahora vamos a ver los remedios naturales para el acné. Como podrás comprobar, puedes conseguirlos por un precio muy reducido. Y es que, para tener una piel mucho más tersa y limpia, no necesitas gastarte una millonada:

Bebe agua

Los granos se forman por la existencia de toxinas que la piel no elimina adecuadamente. Una de las formas de eliminar estas toxinas es a través de la orina, así que una hidratación adecuada contribuirá positivamente a la mejora del acné.

Descansa adecuadamente

Es fundamental para que el cuerpo funcione correctamente, y en el caso de la piel, no iba a ser menos. El descanso es clave para lograr una adecuada regeneración y desintoxicación de la piel.

Una recomendación que puedes utilizar para mejorar tu calidad de sueño e impedir que las bacterias y el sebo entren en contacto con tu piel después de dormir, es cambiar las sábanas todos los días o en días alternos. También es útil que hagas esto con las toallas y otros instrumentos faciales.

Suprime los alimentos procesados

Este tipo de alimentos (patatas fritas precocinadas, pizza, bollería, chocolate…) suelen tener un aporte calórico muy alto y un bajo valor nutricional. Esto es así porque contienen una gran concentración de sustancias químicas como saborizantes y conservantes que son difícilmente eliminados por nuestro cuerpo.

Además, suelen tener una alta concentración de azúcar, que puede empeorar nuestros desequilibrios hormonales, causa en muchas ocasiones del temido acné. Si a pesar de querer eliminarlos te cuesta no comer nada dulce, prueba a tomar una pieza de fruta como naranja o plátano.

De esta forma, estarás aportando a tu cuerpo ese azúcar que te está pidiendo, pero también una carga de nutrientes importante presente en estas frutas.

9 remedios naturales para el acné

Cuídate a diario: exfoliante, tónico e hidratante hecho en casa

Estos son los tres elementos claves para poder tener una piel sana. Si además tu problema es el acné, el riesgo de que la piel se infecte es mayor, así que con más razón debes mantener tu rutina de limpieza.

¿Lo sabías?  ¿Cuál es la mejor leche que podemos consumir?

Para tener una rutina de piel adecuada debes lavar y exfoliar primero tu rostro. Puedes utilizar jabón neutro y agua templada para esto. Recuerda que el agua fría contrae la piel y que, dado que vamos a intentar limpiarla en profundidad, esto puede ser contraproducente.

Una vez has lavado la piel es hora de aplicar un exfoliante que retire las células muertas y apure un poco más la limpieza. Uno de los muchos exfoliantes que puedes hacer en casa puede ser el de azúcar y miel, que permite una hidratación extra.

Para elaborarlo solamente necesitas dos cucharadas de miel y dos de azúcar. Mezcla los ingredientes y utiliza la mezcla sobre tu rostro dando un suave masaje. Después, retira con abundante agua tibia.

Ahora solamente necesitarás aplicarte un tónico y una hidratante, e irte a dormir o empezar tu día de la mejor manera posible.  Para que sea doblemente efectiva, repite esta rutina por las mañanas y por las noches, todos los días, pero aplicando el exfoliante solamente una vez cada varios días.

Exfoliante de aceite de coco y harina de almendras

Una versión más suave de exfoliante natural es este, que puedes preparar con aceite de coco y harina de almendras. La harina de almendras es más suave que el azúcar, de tal forma que su acción sobre la piel será menos irritante.

Para preparar la mezcla debes recordar que el aceite de coco es sólido a temperatura ambiente, así que deberás calentarlo un poco antes, ya sea con tus manos o en el microondas. A continuación, añade la harina y aplica con un suave masaje mientras aún está templado.

Así tendrás lista la acción exfoliadora de la mezcla, que se combina con el poder regenerador del aceite de coco y el efecto revitalizante de la piel que aportan las almendras. Puedes combinar estos exfoliantes a lo largo de la semana para minimizar la acción agresiva del de miel y azúcar.

Exfoliante casero de café

Si quieres el poder exfoliante de la miel y el azúcar pero te has quedado sin estos ingredientes, puedes utilizar una alternativa igual de potente mezclando los posos del café y yogur natural. Añade en cantidades a tu gusto estos dos ingredientes en un recipiente, y lo tendrás listo.

Es recomendable que prepares la mezcla cada vez que vayas a aplicarlo. Esto es así porque la toxicidad de la piel puede pasar a la mezcla estropeando su efecto. Siempre es mejor prevenir que curar.

¿Lo sabías?  12 consejos que te ayudan a evitar la aparición de varices

Una ventaja que tiene este exfoliante frente a los otros es que combina la acción del ácido láctico del yogur con las de la cafeína, que mejora la tersura de la piel.

9 remedios naturales para el acné

Batido de antioxidantes para desayunar

Este remedio ayudará a que tu piel se vea cada vez más saludable, y que se minimizen las temibles manchas y cicatrices que deja el acné en la piel. Simplemente, añade un poco de agua a un recipiente, junto con unas hojas de espinacas, y un plátano o banana en rodajas.

Utiliza ahora una batidora o un procesador de alimentos o licuadora, y cuando esté listo añade un chorrito de limón y un poco de canela.

Las espinacas y el plátano son alimentos muy nutritivos llenos de antioxidantes. Las propiedades antibióticas del jugo de limón incrementarán la acción de este batido y la canela servirá como antiinflamatorio.

Si quieres, puedes cambiar el plátano o banana por kiwi, fresas o incluso zanahoria. En cualquiera de estos casos los efectos sobre la piel serán positivos.

Mascarilla casera de huevo y avena

Es uno de los remedios más conocidos y más aplicados desde antaño. El huevo y la avena tienen propiedades muy buenas para la piel, desde hidratantes a reguladoras de la producción de grasa o sebo.

Para preparar esta mascarilla solamente necesitas dos huevos y un puñado de copos de avena. Para maximizar su poder hidratante, puedes utilizar también un chorrito de aceite de oliva. Casca los huevos, bátelos, y mezcla los otros dos ingredientes.

Déjalo reposar unos minutos y vuelve a batirlo si es necesario. Ahora aplícalo directamente sobre la piel y deja actuar media hora. Puedes utilizar esta mascarilla dos veces por semana.

Aceite de té y menta

El aceite de árbol de té y el aceite de menta son dos aceites muy hidratantes que ayudan a la regeneración de la piel y combaten las infecciones posibles. Para aprovecharte de sus ventajas puedes aplicar unas gotas en tus dedos y extenderlo como si de una crema hidratante se tratara, o puedes utilizar un vaporizador.

Para preparar el vaporizador, que puedes utilizar como tónico refrescante, basta con que añadas un poco de agua en el recipiente y unas gotas de los aceites. Si quieres, también puedes aprovecharte del limón como antibiótico y añadir un poco de jugo.

Guarda la mezcla en la nevera y recuerda agitar el recipiente cada vez que vayas a vaporizar tu piel. Si queda algún exceso, sírvete de una toalla de papel desechable.

9 remedios naturales para el acné

Causas del acné

Seguramente, después de ver la lista de remedios caseros que te hemos ofrecido, te interese conocer las causas del acné. Como no podía ser de otro modo, esta información no sustituye la opinión de un médico:

  • Desequilibrios hormonales
  • Exposición a la toxicidad del ambiente
  • Deficiencias en la dieta
  • Falta de descanso
  • Consumo insuficiente de agua
  • Bacterias
  • Efectos secundarios de ciertos tratamientos
  • Tabaco, alcohol
  • Exceso de maquillaje o falta de adecuación de la rutina de limpieza facial
  • Exceso de lácteos no procesados
¿Lo sabías?  Los mejores aperitivos para comer sin renunciar a adelgazar

Síntomas del acné

Tras lo anterior, podemos pasar a ver los síntomas más comunes del acné. Pero recuerda que estos no son todos los síntomas que pueden aparecer al padecer acné. Estos son, tan solo, los más habituales y que más rápidamente te permitirán detectar el acné, pero puede haber otros:

  • Hinchazón de la piel por zonas, engrosamiento
  • Enrojecimiento de la piel
  • Inflamación
  • Protuberancias con exceso de producción sebácea
  • Dolor superficial

Cómo evitar y prevenir el acné

Para terminar, vamos a ver, también, algunas claves para evitar y prevenir el acné. Así podrás adelantarte a la aparición de estos incómodos y antiestéticos granitos. Ahora te mostramos algunos consejos para que puedas conseguirlo:

  • Lo primero que tienes que saber es que, si tienes acné, no debes reventar los granos, ni hurgarte, ni explotar las espinillas. Si lo haces, incrementarás las posibilidades de que se desarrolle una infección.
  • Otra de las razones por las que no debes reventar las espinillas es por las cicatrices que pueden quedarte. No serán cosa de una época, sino permanentes.
  • Evita alimentos altos en carbohidratos simples, harinas refinadas y azúcar. También los alimentos con gran cantidad de conservantes.
  • Bebe agua a lo largo del día.
  • Haz ejercicio moderado para que el sudor contribuya a la eliminación de toxinas.
  • Sigue una rutina de limpieza facial. Lávate la cara dos veces al día y aplica un tónico y una hidratante.
  • Aplica exfoliante cada varios días para lograr retirar las células muertas.
  • Extrema la higiene de tus manos. Procura lavártelas antes y después de tocarte la cara.
  • Si tu problema con el acné es demasiado grande y ves impedida tu rutina habitual o hace que no te sientas bien con tu cuerpo, acude a un especialista. El dermatólogo te dará seguramente una solución adecuada a tus necesidades.

En fin, los remedios caseros para el acné que te hemos enseñado son fáciles de encontrar, preparar y utilizar. Desde aquí, esperamos que consigas una piel más tersa y limpia en el menor tiempo posible.

 

 

[Source link :remedioscaseros.wiki]

Related posts

Una taza de café podría ser la nueva arma para combatir la obesidad

Jesus

¿Cuántas horas necesitamos invertir para ganar amigos? La ciencia tiene la respuesta

Jesus

5 pautas que debes seguir para aliviar la indigestión

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: