MasTecnoCiencia -Noticias de Tecnologia
¿Qué es el 4K? Todos los secretos de esta tecnología
Tutoriales

¿Qué es el 4K? Todos los secretos de esta tecnología

En la actualidad es muy difícil comprar un televisor o Smart TV que no sea 4K. Están por todas partes, e incluso los modelos más baratos de apenas 400 euros ya incluyen paneles de esta resolución por lo rápido que se ha abaratado su fabricación. Vamos a explicar qué diferencias hay con resoluciones anteriores, sus características técnicas, qué necesitamos para ver 4K, y dónde ver contenido en 4K.

¿Qué es 4K? ¿Es lo mismo que UHD?

Hasta la llegada del 4K, normalmente las resoluciones se han venido nombrando por los píxeles verticales (720p o 1080p). Sin embargo, se decidió nombrarlo 4K por la resolución horizontal superior a 4.000 píxeles para simplificar y hacerlo más fácil. La resolución 4K “original” usada en el cine, conocida como DCI 4K, fue 4096 x 2160 píxeles, con una relación de aspecto de 17:9. Sin embargo, en nuestros televisores o monitores, la que encontramos es 3840 x 2160 píxeles, que tiene una relación de aspecto de 16:9 para adaptarse al contenido que vemos normalmente, y cuyo nombre completo y correcto es 4K UHDV, aunque lo conocemos más como 4K UHD (Ultra HD), o incluso 2160p.

4k uhd

A pesar de que la resolución que usamos comúnmente como 4K no llega a los 4000 píxeles horizontales, los fabricantes empezaron a usar este término, y es finalmente el que se ha quedado. Así, 4K UHD, con 3840 x 2160 píxeles (8.294.400 píxeles), es cuatro veces la resolución de 1080p (1920 x 1080 píxeles, o 2.073.600 píxeles).

HD vs Full HD vs WQHD vs 4K UHD: diferencias entre resolución

La evolución de las resoluciones nos ha ido trayendo una mejor calidad de imagen. Con HD teníamos 1280 x 720 píxeles, aunque la mayoría de televisores HD Ready eran 1366 x 768 píxeles. Posteriormente llegó Full HD, llevando la resolución 1920 x 1080 píxeles por todo el mundo y que todavía tiene una gran presencia en nuestro país.

resolucion 480p a 4k

Seguidamente llegó WQHD, o 2560 x 1440 píxeles, muy usada actualmente en monitores gaming, aunque en televisores no se llegó a lanzar ningún televisor así. Por último, ya llegamos a 4K UHD, con 3840 x 2160 píxeles. Por tanto, los píxeles y resolución de cada una quedan de la siguiente manera:

  • HD: 1280 x 720 píxeles
  • Full HD: 1920 x 1080 píxeles
  • WQHD: 2560 x 1440 píxeles
  • 4K UHD: 3840 x 2160 píxeles

Distancia para ver un televisor 4K

Hay una clara diferencia de resolución al pasar de Full HD a 4K. Al multiplicar por cuatro la resolución, también disminuye la distancia a la que podemos ver una pantalla antes de empezar a distinguir los píxeles individuales. Al sentarnos más cerca, tendremos una mayor inmersión en la imagen dado un mismo tamaño de pantalla.

La distancia de visualización depende del tamaño del televisor. Por ejemplo, una TV de 55 pulgadas 4K puede empezar a verse adecuadamente a un metro, y una de 65 pulgadas a 1,2 metros. Para ver la misma calidad que una 4K de 55 pulgadas en una Full HD, es necesario sentarse a al menos 2 metros. Dicho de otra forma, si ya tienes un televisor Full HD y lo tienes a más de 2 metros de distancia, y quieres comprar otro del mismo tamaño, no vas a notar la diferencia en resolución, aunque sí podrás percibir otros elementos como el color o la luminosidad.

Tamaño de pantalla Distancia óptima (1080p) Distancia Óptima (4K)
25″ 0,98 m 0,46 m
30″ 1,16 m 0,52 m
35″ 1,35 m 0,61 m
40″ 1,56 m 0,71 m
45″ 1,74 m 0,8 m
50″ 1,93 m 0,89 m
55″ 2,14 m 0,98 m
60″ 2,32 m 1,16 m
65″ 2,5 m 1,25 m
70″ 2,72 m 1,35 m

4K y HDR: la mejor resolución con la mejor luminosidad y color

El HDR ha mejorado la calidad de imagen una barbaridad, y actualmente sólo se implementa en televisores 4K. Los de gama alta cuentan con paneles de 10 bits en lugar de 8 bits tradicionales, lo cual implica que pueden reproducir 1.000 millones de colores en lugar de los 16,7 millones que reproducen las pantallas de 8 bits. A su vez, la luminosidad de estos paneles es mayor, con lo que la imagen es mucho más realista.

4k hdr home cinema barato

Eso sí, hay que diferenciar entre dos tipos de televisores con HDR: los que lo llevan de verdad y los que no. La mayoría de televisores 4K baratos pondrán que tienen HDR, pero en realidad nos encontramos ante una “compatibilidad” con contenido HDR. Dicho de otra forma, son capaces de reproducir contenido en HDR, pero lo que te muestran no lo es, sino que hacen aproximaciones de esos colores extra hacia los que sí pueden reproducir.

¿Lo sabías?  10 cosas que seguramente no sabías sobre Cuba

Por ello, si quieres que un televisor tenga HDR real, lo que tienes que hacer es fijarte que cumpla con alguno de los estándares HDR, como Dolby Vision, HDR10 o HDR10+. Todos los televisores que pueden reproducir HDR real son compatibles con HDR10 y por tanto obtienen la certificación de la asociación responsable. Si pone HDR10, casi seguro que tiene HDR real.

Contenido 4K: ¿dónde puedo ver películas y series en 4K?

Las primeras películas en 4K pudieron empezar a verse en 2011 en cines de Estados Unidos, a pesar de que Sony ofrecía proyectores de cine de esa resolución desde 2004. El primer proyector para el hogar fue lanzado en 2012.

YouTube soporta vídeos en 4K desde 2010 como consecuencia de que había ya fabricantes de cámaras que permitían grabar en esa resolución. Para ello usan el códec VP9, que es abierto y desarrollado en parte por Google, en lugar de HEVC porque dicen que es “mejor” para la plataforma. Desde 2017 permiten, eso sí, subir vídeos grabados directamente en HEVC.

netflix windows 10 4k

La primera plataforma de streaming de pago que empezó a contar con contenido 4K de forma nativa y estable fue Netflix, que en 2014 añadió House of Cards, Breaking Bad y algunos documentales en esa resolución. En aquel entonces usaban el códec HEVC, donde prácticamente ningún televisor 4K vendido en 2013 soportaba de forma nativa ese códec. Fue a partir de ese 2014 cuando empezaron a lanzarse televisores compatibles, obligando a quienes lo habían comprado antes a comprar reproductores por separado.

En 2016 empezaron a ponerse a la venta los primeros reproductores Blu-Ray 4K UHD, además de las consolas Xbox One S en 2016, PS4 Pro a finales de ese mismo año, y posteriormente Xbox One X. Actualmente cualquier televisor de más de 500 euros lanzado a partir de 2017 puede reproducir 4K sin problemas gracias a poder descodificar el códec HEVC por hardware.

blu-ray 4k uhd

Desde entonces, la cantidad de contenido no ha parado de crecer. Actualmente podemos ver películas y series en 4K en Netflix y Amazon Prime Video, además de en las plataformas de los operadores como Movistar, Vodafone u Orange que tienen multitud de películas y series en su videoclub. En ellos también encontramos canales lineales en 4K, incluyendo los del fútbol, en los que se emiten partidos de LaLiga y de la Champions en 4K. En cuanto al satélite, en España no se emite ningún canal en 4K, aunque en Europa sí hay unos cuantos. Para verlos, es necesario tener un descodificador DVB-S2.

En cuanto al Blu-ray, actualmente hay casi 1.000 películas disponibles en esta resolución disponibles en Blu-ray, aunque hacerse con algunas de ellas es difícil en España, además de que su precio suele ser elevado. Es por ello que muchos usuarios optan por descargarlas de redes P2P en muchas ocasiones, donde además suben los discos tal cual, o los recomprimen a 8 bits para quienes no tengan paneles compatibles con 10 bits, o incluso pasan a usar códec H.264 en lugar del H.265 nativo, lo que nos lleva a nuestro siguiente punto.

HEVC: el códec usado para 4K

Como decíamos, todas las películas Blu-ray 4K UHD utilizan el códec HEVC para comprimir el vídeo. Esto es debido a que H.264 no comprime lo suficientemente bien, y HEVC (H.265), es mucho más eficiente, pudiendo mantener la misma calidad que H.264 en la mitad de espacio, o duplicar la calidad en el mismo espacio. Esto se consigue aumentando el número de bloques en el que se divide una imagen, y lo hace de manera dinámica, ajustando mejor la compresión de un contenido.

¿Lo sabías?  33 cursos gratis de Arte, Historia y Literatura para empezar en marzo

HEVC

Es posible ver contenido en 4K comprimido en H.264 o en el formato que queramos, pero es mucho más ineficiente y el archivo ocupará más. Por ello, casi siempre veremos estos archivos con HEVC, o con VP9 si lo bajamos de YouTube.

La mayoría de dispositivos descodifican HEVC por hardware, pero en algunos casos, como en Windows 10, es necesario descargar la extensión de HEVC de la Microsoft Store. A su vez, también hay DRM que cifra el contenido multimedia. Por ejemplo, Netflix usa PlayReady 3.0 en Windows, mientras que los Blu-ray usan AACS 2.0 y AACS 2.1, que hace un par de años que fue crackeado, permitiendo obtener el contenido de las películas Blu-ray tal cual.

Qué cable necesitas para ver vídeo en 4K

Para enchufar un reproductor u ordenador a una pantalla 4K podemos usar dos cables: HDMI o DisplayPort, siendo este último exclusivo de monitores. Con un cable HDMI 1.4 podremos ver 4K a 30 Hz, por lo que para películas puede bastarnos. Sin embargo, si queremos 4K a 60 Hz, es necesario tener un cable HDMI 2.0 o posterior. En el caso de DisplayPort, con un cable 1.2 y posterior podemos ver 4K a 60 Hz sin problemas.

¿Llegará el 4K a la TDT?

Han pasado ya cinco años desde que se pusieron a la venta los televisores 4K con HEVC. Sin embargo, en todo ese tiempo, aunque el contenido ha mejorado en Internet e IPTV, en la TDT seguimos con 1080i todavía como máximo debido a que el espectro es muy reducido, y a que el códec que se usa es H.264 con MPEG4. En el caso de querer emitir en 4K, se podría, ya que usando HEVC se puede usar el mismo espectro y ofrecer más calidad.

El problema es que la mayoría de la población no tiene descodificadores compatibles con ese códec, estando sólo en los vendidos desde 2017 con DVB-T2. Todos los televisores que se venden ya tienen que ser DVB-T2 si tienen más de 32 pulgadas, y dentro de unos años todos los canales de la TDT serán todos Full HD, e incluso puede que veamos alguno en 4K. TVE ha hecho ya pruebas de emisión con éxito, por lo que en un futuro los veremos con toda seguridad. En las televisiones de los operadores no hay límite de espectro por emitir a través de Internet, de tal manera que ahí no hay problema para emitir esos canales, además de que tienen una mayor calidad.

Juegos en 4K

Jugar en 4K lleva años siendo posible en PC. Lo único que necesitas es un ordenador potente, y incluso con uno de gama media puedes jugar a juegos poco exigentes. Consolas como PS4 Pro y Xbox One X tienen también multitud de títulos en 4K, aunque muchos de ellos usan técnicas como el checkerboarding para reescalar títulos con resoluciones como 1440p o 1600p.

Para poder jugar, asegúrate de tener una tarjeta gráfica con HDMI 2.0 o DisplayPort 1.2. Además de en un televisor, hay monitores 4K realmente baratos como el U28E590D, con resolución 4K, 60 Hz y 1 ms de tiempo de respuesta por 244 euros. Si bien es un panel TN, nos ofrecerá una gran experiencia de uso y es ideal para jugar si no te interesan los 144 Hz.

En el caso de que te interese el 4K y los 144 Hz, hay ya monitores con esa resolución y tasa de refresco, pero vas a tener que ahorrar bastante porque valen más de 2.000 euros todavía.

Modelos de televisores 4K y tecnologías que usan

Actualmente hay dos tipos de tecnologías para televisores 4K: LCD y OLED. Las LCD son las que más tiempo llevan entre nosotros, y consisten en un panel LED que retroilumina un panel LCD desde atrás, y es el panel LCD el que, mediante modificaciones al cristal líquido de la parte frontal, deja pasar una determinada cantidad de luz. Una derivación de estos paneles son los QLED de Samsung, que en lugar de usar una luz blanca para retroiluminar, usan una luz azul y puntos cuánticos para mejorar la cantidad de luz que pasa y el color.

¿Lo sabías?  25 años de SEO de 1990 a 2015 (infografía)

En el caso de las OLED, son los propios píxeles individuales los que se iluminan, generando una imagen más contrastada y realista. Sin embargo, sus componentes orgánicos se desgastan con el tiempo, por lo que hay que tener cuidado de no dejar elementos fijos en la pantalla durante mucho tiempo. El brillo de estos paneles es también algo menor, pero el efecto que tiene es equivalente al de los mejores LCD gracias a un mejor contraste, que no es más que la diferencia entre el punto más oscuro y el más luminoso del panel. Un panel OLED puede apagar sus píxeles y que el negro sea negro puro, de tal manera que la relación de contraste es infinita.

lg c7 Smart TV OLED

En la actualidad, los mejores televisores LCD son indudablemente los QLED de Samsung, que ha licenciado la tecnología Quantum Dot a otros fabricantes. Las de Samsung son las que más brillo y mejor color tienen, con una gran variedad de modelos para elegir. Entre algunos modelos recomendables tenemos la gama Q60 con 1.000 nits de brillo, con la 55Q60R por 817,49 euros.

Por su parte, LG es el único fabricante de paneles OLED, y sus televisores son los mejores que usan esta tecnología. Hay una amplia variedad de gamas, pero la gama más baja de OLED supera los 1.000 euros porque es una tecnología que ya ofrece un rendimiento excelente desde el precio más asequible. La gama C9 lanzada este año es de lo mejor que ofrecen.

En el futuro habrá nuevas tecnologías que mejorarán la calidad de imagen, como es el caso de las QD-OLED en las que trabaja Samsung, que no necesitarán retroiluminación como las QLED, y tendrán negros puros con la ventaja de que los píxeles no se desgastarán como en el OLED.

¿Merece la pena dar el salto a 4K?

Sin duda, si tienes un televisor Full HD anterior a 2015, entonces te merece la pena cambiar a un televisor 4K. No es sólo el aumento de resolución lo que hace que merezca la pena cambiar, sino que hay otras muchas ventajas asociadas a comprar un televisor 4K. Tenemos Internet para ver contenido en streaming de mejor calidad y resolución, control con el móvil, compatibilidad con el futuro estándar DVB-T2, HDR, sonido DTS y Dolby, grabar televisión para verla en diferido, multitud de aplicaciones para películas y series, reproductor con DLNA incluido, mayor eficiencia energética, y un largo etcétera.

Además, todo esto lo puedes conseguir por apenas 400 euros, o 500 si subimos a las 55 pulgadas, que es lo que valen los televisores 4K más baratos. Sin duda, si estás pensando en cambiar de televisor, ahora mismo es un momento ideal para hacerlo.

De hecho, el salto a 4K puede ser el último salto “necesario” para un televisor, ya que entre 4K y 8K apenas hay ya diferencia de calidad a partir de cierta distancia. Nadie ve la tele a menos de un metro, que es a partir de donde se nota la diferencia con 8K en 55 pulgadas. Por ello, va a ser muy complicado intentar vender estos nuevos televisores debido al nivel de sofisticación y gran calidad que tienen los 4K. Tendrían que hacer exclusiva del 8K tecnologías como el microLED para que sí mereciera la pena dar el salto.



Source : adslzone

Related posts

Los 7 lugares de la Tierra que desaparecerán pronto

Rocambol

Mini-Curso de Fotografía Express en 10 Pasos

Rocambol

Curso de Redacción en Internet para seguir online y gratis

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: