MasTecnoCiencia -Noticias de Tecnologia
Trucos y Consejos

Qué debes hacer (y qué no) para alargar al máximo la batería de tu ‘smartphone’

Los ‘smartphones’ se han convertido en pequeñas bestias. Dos, tres, cuatro cámaras. ‘Zooms’ de ciencia ficción. Pantallas 4K. Sonido Dolby… Las innovaciones en móviles disparan en todas direcciones salvo en una: las baterías. Para ser más exactos, su duración. Son muchos los usuarios que casi sienten terror al pensar que pueden salir a la calle y que se les apague el móvil por no disponer de carga suficiente. Una sensación que para algunos equivale casi a salir desnudos de casa.

Para evitar que esta situación ocurra, existen una serie de pautas dirigidas a optimizar el proceso de carga y que su duración se extienda. Algunas de ellas son pautas que tienen una base real; otras, en cambio, son prácticas que no resultan demasiado recomendables, pero que, a pesar de ello, son muy comunes. A continuación, te explicamos los motivos por los que debes hacer o no hacer determinadas cosas para mejorar la carga de batería de tu móvil y evitar problemas hoy y en el futuro.

Ni al 0% ni al 100%

Esta es una de las creencias más extendidas. De hecho, es por la existencia y aceptación de este mito que muchos, cuando compran un móvil nuevo, no lo ponen a cargar enseguida, sino que esperan a que llegue al 0%. Esta creencia tiene un motivo, un poso real, pero que ya no es aplicable. Los tipos más antiguos de baterías recargables tenían algo que se conoce como ‘memoria de batería’, por lo que su capacidad se iba amoldando a los hábitos de carga. Era mejor para su vida útil si se esperaba a que se agotase totalmente y se cargaba por completo.

En realidad, para ayudar a que la batería viva más tiempo en buenas condiciones, hay que hacer todo lo contrario. De hecho, evitar llegar al agotamiento total, y aplicar cargas parciales, es una de las mejores formas de cuidar las baterías de iones de litio, que ahora son las más comunes.

Por tanto, es preferible optar por no seguir esta leyenda urbana. Lo mejor es conectar nuestro ‘smartphone’ al cargador antes de que nos avise de que está cerca el final, que, por lo general, ocurre cuando llega al 20%. Una vez lo hagamos, es más útil mantenerlo entre el 30% y el 80% de su capacidad, que es cuando mejor funcionan las baterías modernas. Hay, incluso, recomendaciones por parte de algunos fabricantes, como Samsung o Apple, que recomiendan evitar que la carga se sitúe por debajo del 50%. Todo esto se debe a que la capacidad de las baterías de iones utilizadas en los teléfonos se miden en ciclos, es decir, en descargas y recargas completas del 0% al 100%. Por tanto, para que la batería dure tantos ciclos como sea posible, es importante mantenerla en estos límites.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Sí existen, sin embargo, casos en los que es útil esperar a agotar la batería. Por ejemplo, es recomendable hacer una descarga completa una vez al mes para calibrar la batería.

¿Lo sabías?  Cómo solucionar los problemas con la WebCam

¿Carga rápida? Solo si es imprescindible

La mayor parte de teléfonos móviles más modernos disponen la opción de ‘carga rápida’. Esta modalidad puede resultar muy útil en determinadas circunstancias y puede sacarnos de más de un apuro. Sin embargo, no es muy recomendable para mantener en buen estado las baterías de nuestros dispositivos. La razón es que usarla hace que la vida útil de la batería se reduzca notablemente. Cargar la batería sin prisas, de un modo convencional, es siempre mejor. De hecho, como ya hemos señalado, cargar durante toda la noche no es una mala opción, y es preferible a la carga rápida.

Uno de los principales problemas de la carga rápida es el aumento de calor que se genera. Este exceso puede dañar el aparato, incluso aunque se cuente con todo tipo de prevenciones en forma de ‘hardware’ y ‘software’. La exposición constante a este calor aumentará y podrá dañar lentamente la batería de tu teléfono.

Otro problema está relacionado con los ciclos de carga, de los que ya hemos hablado. Utilizar la carga rápida hace que estos ciclos se repitan de forma más rápida y constante. Por tanto, esta aceleración en el ‘consumo’ de los ciclos ayudará a que la vida útil de la batería sea más corta.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Además, hay que tener en cuenta que algunos modelos de teléfonos inteligentes necesitan su propio cargador oficial, y que no sirve ningún otro. Por tanto, una de las consecuencias son los problemas de compatibilidad, de tal forma que un cargador rápido de Huawei no tiene por qué funcionar en un Samsung, por ejemplo.

¿Lo sabías?  Cómo recuperar correos eliminados en Gmail

¿Cargar la batería durante toda la noche?

Otro de los mitos más recurrentes es que no es bueno para la batería dejarla en carga durante toda la noche. Este también es uno de los más extendidos, aunque la mayor parte de los usuarios no lo cumplen, ya que es más cómodo realizar la carga por la noche. En cualquier caso, es necesario señalar que esta práctica no resulta perjudicial para el dispositivo ni para la batería. El motivo es que con el desarrollo de la tecnología de los teléfonos móviles, estos se han vuelto tan inteligentes como para ser capaces de evitar por sí mismos una sobrecarga. Los chips de protección adicionales en el interior aseguran que no pueda suceder en una tableta o teléfono inteligente o incluso en un ordenador portátil. Una vez que la batería interna de iones de litio alcanza el 100% de su capacidad, la carga se detiene.

Si se deja el teléfono inteligente enchufado de la noche a la mañana, usará un poco de energía constantemente enviando flujo nuevo a la batería cada vez que caiga al 99%. El único problema que puede generar a nuestro dispositivo está relacionado con los ciclos de carga y descarga de los que hemos hablado antes. Algo que se puede subsanar de forma muy sencilla utilizando un enchufe inteligente. O, incluso, si somos de los que nos despertamos por la noche para ir al baño, aprovechar para desconectarlo.

¿Y si lo cargo en el coche?

Con las prisas que nos acechan en el día a día, es lógico que tratemos de aprovechar cualquier oportunidad para poner el móvil a cargar. Por eso, es fácil que ante cualquier puerto USB saquemos el móvil del bolsillo y con su cable lo conectemos sin pensarlo demasiado. Eso ocurre con los puertos USB de las radios y dispositivos multimedia de los coches. Algo que, sin duda, es una muy mala opción, tanto para el ‘smartphone’ como para el dispositivo al que se conecta.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Cuando lo conectamos a la radio, el móvil se carga muy lento. La explicación la encontramos en la potencia de salida de dichos puertos, que suele ser hasta cuatro veces inferior a la que puede soportar nuestro terminal. Tanto es así que si estamos utilizando el teléfono como GPS, lo más probable es que la batería se siga agotando.

¿Lo sabías?  Cómo eliminar una partición de tu disco en Windows 10

Además, los coches modernos ya suelen incluir algún puerto USB que, en teoría, puede utilizarse, entre otras cosas, para cargar el móvil. Sin embargo, ocurre algo parecido a lo que acabamos de contar. Cargar el móvil en el coche, usando este puerto USB en el mismo, no es lo mejor para el teléfono. El motivo de esto es que el puerto USB del coche nos da menos electricidad de la que nuestro teléfono necesita para cargarse. El principal motivo es que el conector USB que tenemos en el coche se suele destinar a dispositivos que consumen poca energía, como, por ejemplo, una memoria USB en la que llevamos algo de música para disfrutar durante el trayecto.

Para cargar el móvil en el coche, lo mejor es utilizar uno de los cargadores que se conectan al mechero

Si, en cualquier caso, necesitamos cargar el móvil mientras estamos en el coche, la mejor opción es utilizar uno de esos cargadores que se conectan al mechero, ya que esto sí permite obtener la energía suficiente (hasta 12W) para cargar el dispositivo.

En definitiva, cargar bien el móvil siguiendo unas sencillas pautas es importante para evitar que se estropee antes de tiempo. La primera es cargar el aparato lo menos posible, lo que dará como resultado un alargamiento de la vida útil de la batería. El consenso general es que se debe intentar mantener la batería del teléfono entre el 20% y el 80%, por lo que un par de recargas durante el día probablemente sea una opción mejor para la duración de la batería que la carga durante la noche. Y cargarlo durante la noche es, sin duda, mejor que utilizar el sistema de cargas rápidas o cargarlo en el coche.



Source : elconfidencial

Related posts

Cómo evitar que aparezca la etiqueta “Reenviado” en los mensajes reenviados en WhatsApp

Jesus

Las averías más frecuentes del móvil durante las vacaciones y cómo solucionarlas

Rocambol

Por tu seguridad, no pulses “Buscar actualizaciones” en Windows 10

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: