MasTecnoCiencia -Noticias de Tecnologia
Ciencia

¿Pueden las hembras de otras especies experimentar orgasmos?

El mundo del placer femenino es todo un mundo por descubrir para muchos hombres aún, pero es más misterioso en el caso de los animales. Todos sabemos que los cerdos pueden tener orgasmos de media hora, pero ¿qué pasa con las hembras? ¿Y con otras especies? ¿El orgasmos es solo del ser humano?

Dicen que la naturaleza es sabia, quizás es por eso que el sexo nos resulta a los humanos tan placentero. Sin embargo, el mundo animal es todo un rompecabezas y tenemos menos información de la que nos gustaría, ya que los estudios sobre el placer en otros animales también se han centrado, sobre todo, en los machos. Eso no quita que no conozcamos ya algunos datos acerca de este tema, pero primero vamos a hablar de lo que es un orgasmo.

¿Qué es un orgasmo?

En los seres humanos tenemos muy claro qué es un orgasmo: es el clímax de una relación sexual que se ha resulto de manera satisfactoria. El orgasmo “produce una sensación de liberación repentina y placentera de la tensión acumulada desde el momento en que se inicia la fase de excitación”, indican desde el portal web de Sanitas. “Es en ese momento en que se generan una serie de espasmos musculares intensos que resultan altamente agradables, a lo que ayuda la liberación de endorfinas que se produce de forma simultánea”, añaden.

Además de estos espasmos, tanto en hombres como en mujeres viene acompañado por una serie de características como la aceleración del ritmo cardíaco, la respiración o el aumento de la presión sanguínea. En el caso de las mujeres “la vagina, el útero, el ano y los músculos pélvicos se contraen entre cinco y diez veces a intervalos de menos de un segundo”, apuntan desde Sanitas.

¿Lo sabías?  Científicos logran crear neuronas a partir de muestras de sangre

Bonobos, delfines y orgasmos

Por lo general, no podemos asociar el sexo entre animales con el placer y mucho menos con el de las hembras, que es el que menos se ha estudiado. Sin embargo, tenemos datos que sí hemos podido observar. Por ejemplo, sabemos que el orgasmo de las hembras está relacionado con la existencia del clítoris más que con la vagina, tal y como pasa en la especie humana. Sin embargo, parece ser que no es absolutamente necesario para que se disfrute del sexo en el reino animal. Hasta el momento sabemos que solo hay dos especies, a parte del ser humano, que copula por disfrute. Estos son los bonobos y los delfines.

A los bonobos ya los conocemos por su apasionante vida sexual más allá de las épocas de celo: los primatólogos Joseph Manson, Susan Perry y Amy Parish, averiguaron que la búsqueda de los machos por parte de las hembras no estaba vinculada con su fertilidad, tal y como se explica en este artículo de la *BBC**. Además, los bonobos también emiten sonidos especiales durante el sexo, como los humanos, según informan algunos investigadores. Es más, como en las mujeres, a las hembras de bonobo también se les contrae la vagina como muestra de unas relaciones sexuales placenteras. No obstante, para otros investigadores esto no tiene por qué ser señal de placer y simplemente puede ser una forma de estimular a los machos. Pero de lo que podemos estar seguros es de que los bonobos copulan tanto, incluso en circunstancias en las que el embarazo no se puede dar (porque la hembra ya lo está o porque está en plena lactancia) que a veces parecen insaciables.

Sobre los delfines, todavía no hay pruebas suficientes sobre que la reproducción también sea por placer, los hallazgos preliminares no son del todo concluyentes, pero lo que sí es cierto es que para estos mamíferos el sexo no es solo reproducción, tal y como explican Dara Orbach y Patricia Brennan, ambas del Colegio Mount Holyoke en Massachusetts, y principales autoras del estudio sobre el clítoris de los delfines.

¿Lo sabías?  La ciencia no avala los supuestos beneficios de los robots sexuales

La investigación se centró en la estructura del clítoris de varios delfines muertos por causas naturales y de diversas edades para ver cómo eran y si pueden sentir placer como los humanos: “En todas las edades, los clítoris de delfines tenían tejido eréctil, vasos sanguíneos, músculos y haces de nervios. También contenían un tejido duro similar al cartílago llamado elastina, que según Orbach ayuda a mantener el flujo de sangre concentrado en el tejido eréctil.”, explican en Quartz. Sin embargo, como comentábamos: solo es un estudio preliminar y habrá que hacer más pruebas.

Los delfines no son los únicos animales con clítoris, pero no sabemos mucho más sobre el placer del sexo en otras especies. No obstante, sabemos por las múltiples pruebas de aprendizaje que se han hecho sobre diferentes animales, como las ratas o los perros de Pavlov, sabemos que los estimulos positivos siempre son mejores que los negativos, por lo tanto sería lógico que el acto sexual sea lo más placentero posible por el bien de la especie. Pero habrá que esperar a que se sigan realizando estudios sobre diversos animales para saber más sobre el orgasmo en las hembras de otras especies.

Related posts

W-18, una droga 10.000 veces más potente que la morfina

Rocambol

Descubren la quinta fuerza de la naturaleza

Rocambol

Descubren la parte del cerebro que nos despierta

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: