Inicio CienciaAstronomia ¿Podría albergar vida el exoplaneta Próxima B?