MasTecnoCiencia
Moviles

OPPO apuesta por el 5G con una cámara de referencia y batería para todo el día

OPPO tiene un 8% del mercado global de teléfonos inteligentes, según datos de CounterPoint relativos al primer trimestre de 2019. Y aún no se ha cumplido siquiera un año desde su apuesta de lleno por el mercado europeo, desde julio de 2018. Y esta decidida apuesta pasa por la innovación como bandera, con el OPPO Reno como terminal de referencia ofreciendo soporte para redes de telefonía móvil 5G. Pero no es lo único.

Innovar en el mercado de la telefonía inteligente parece cada vez más complicado; sin embargo, OPPO ha demostrado con su nueva familia OPPO Reno que es posible. La gama empieza desde los 499 euros, un precio indudablemente competitivo para un terminal que cuenta con 6,4 pulgadas de diagonal de pantalla en resolución 2340 x 1080 píxeles y con un 93,1% de la superficie delantera ocupada por la pantalla.

Todo pantalla

El diseño es una de las características clave que diferencia a toda la gama OPPO Reno de sus competidores. El fabricante ha conseguido un ratio de aprovechamiento de la superficie frontal de referencia por dos elementos clave: la tecnología biométrica y el apartado fotográfico.

El sistema de identificación segura del usuario es por huella dactilar, con un sensor de huella dactilar óptico ‘escondido’ detrás de la pantalla, que permite reducir los marcos a prácticamente cero. Y el apartado fotográfico viene cubierto por una cámara frontal con sensor de 16 megapíxeles y apertura f/2.0 en un sistema ‘pop-up’ motorizado. La cámara aparece únicamente cuando se utiliza y desde el propio chasis, escondiéndose por completo y quedando perfectamente protegida cuando está en desuso.

Y con esto se consiguen desde 6,4 pulgadas de pantalla en un equipo de tan solo 156.6 x 74.3 x 9 mm. Muy ‘bajo’ y estrecho, así como delgado, a pesar de que la diagonal de pantalla es realmente grande y con unas excelentes prestaciones para el consumo de contenidos multimedia como películas y vídeo en streaming en cualquier plataforma.

Captúralo todo al detalle, incluso lo que no ves

En el OPPO Reno 10x Zoom tenemos, en nuestra mano, una cámara de fotos con nada menos que tres objetivos con una distancia focal de 16-160mm en tándem. Si en el diseño y la cámara frontal hay innovación tecnológica por parte de OPPO, en la cámara principal no encontramos menos.

El teleobjetivo del dispositivo se basa en un prisma dispersivo que se encarga de dispersar la luz lateralmente, en lugar de hacerlo hacia afuera como un teleobjetivo convencional. Esta tecnología se combina con lentes d-cut; un sistema que no solo reduce el grosor hasta los 6,76 mm, sino que además cuenta con doble sistema de estabilización óptica.

El OIS Dual está compuesto por, efectivamente, dos estabilizadores de imagen ópticos, uno para cada sensor. Este sistema de estabilización utiliza el movimiento del prisma del teleobjetivo para la compensación de las vibraciones de la cámara mediante su propio movimiento. Y con esta innovación se ha logrado una sorprendente precisión de 0,001445° en la estabilización de la imagen tanto para la captura de fotografías como para la grabación de vídeo, que cuenta con Hybrid Image Stabilization en conjunto con la tecnología EIS.

Así tenemos imágenes a larga distancia con perfecta nitidez, y la luz perfecta en todo momento con un sensor de 48 megapíxeles y apertura f/1.7, otro de 13 megapíxeles y un tercero de 8 megapíxeles. Además de las innovaciones anteriores, el sensor Sony IMX 586 de 48 megapíxeles soporta HDR protegiendo las imágenes de la sobreexposición y potenciando el detalle en zonas poco iluminadas.

Pero ¿y de noche? En este tipo de fotografía actúa el Modo Ultra Nocturno 2.0 aprovechando toda la potencia del hardware fotográfico y apoyándose en el algoritmo de compensación por Inteligencia Artificial, para minimizar la velocidad de obturación logrando imágenes nítidas y perfectamente iluminadas incluso por la noche.

Lo más rápido: Snapdragon 855 y conectividad 5G

La familia OPPO Reno ofrece la máxima velocidad a todos los niveles: en conectividad por el soporte para redes de telefonía 5G de última generación en el Oppo Reno 5G, como en potencia, donde cuenta con el Snapdragon 855 para éste y el Oppo Reno 10x.

El chipset Snapdragon 855 cuenta con una poderosa CPU de ocho núcleos a 2,84 GHz como frecuencia de reloj máxima apoyada por hasta 8 GB de memoria RAM. El software de referencia del sector de la telefonía móvil junto a tecnologías exclusivas como Frame Boost, que optimiza en tiempo real el rendimiento del terminal incluso mientras jugamos. Y con un sistema de refrigeración triple: gel, triple capa de grafito y tubos de cobre.

El soporte para redes de telefonía móvil 5G permite que podamos intercambiar o descargar cualquier archivo a velocidades gigabit. En un dispositivo de estas características ya no hablamos de 100, 300 ó 600 Mbps como ocurre con las conexiones de fibra óptica, sino de superar 1 Gbps tanto en subida como en descarga. Por ahora son muy pocos los terminales compatibles con 5G, y el OPPO Reno 5G es uno de ellos.

Batería para todo el día

Con una pantalla de ‘formato completo’ y alta resolución, una triple cámara de máxima calidad y un hardware de rendimiento puntero, así como la conectividad 5G ¿qué hay de la batería? Gracias a la eficiencia del chipset y el resto del conjunto de hardware, la optimización por Inteligencia Artificial y una batería de hasta 4.065 mAh de capacidad, los OPPO Reno son capaces de aguantar todo el día a pleno rendimiento.

Escrito por Carlos González



Source : adslzone

Related posts

El Surface Phone, ¿8GB de RAM y 500GB de almacenamiento?

Rocambol

Comparativa iPhone 7 Vs iPhone 6s

Rocambol

Energizer sorprende con un smartphone reforzado, especificaciones

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: