Inicio TecnologiaMicrosoft Microsoft acaba de meter en el fondo del océano un centro de datos de 864 servidores que sólo utiliza energía renovable