Inicio TecnologiaActualidad ¿Merece realmente la pena gastar más de 500 euros en un smartphone?