En los viajes de ocio o de trabajo nos encontramos a menudo con habitaciones de hotel o pisos de alquiler en los que el Wi-Fi no es muy bueno. La señal es muy débil y no llega a toda la habitación. ¿Qué podemos hacer ante esta situación? La mejor solución es hacerse con un repetidor WiFi de viaje, es una opción rápida, fácil y no tiene por que ser muy cara. 

Estos repetidores WiFi portátiles son ideales si quieres conectar varios dispositivos a una red que no llega con la suficiente fuerza. Claro está que para conectar un portátil quizás sea más viable una buena antena, aunque si también quieres conectar el móvil o la tablet, es mejor un repetidor.

Normalmente estos periféricos se conectan a un cable de alimentación de tipo USB y ofrecen en torno a los 300 Mbps de velocidad. Uno de los motivos por los que merece la pena comprar uno de estos dispositivos es que también sirven como routers portátiles de viaje, es decir, pueden convertir una red pública en red privada con sólo conectarse a ella. Vamos a ver los mejores modelos que hay en el mercado.

TP-Link TL-WR810N

Este repetidor WiFi portable es uno de los mejores que hay en el mercado. Sólo tienes que conectarlo a un enchufe y encenderlo. Una vez conectado a la red WiFi a la que te quieres conectar con tus dispositivos, crea una red adicional a la que sólo tú tienes acceso.

repetidores WiFi para viajar

No necesita adaptador externo y además puede hacer de cargados para tu smartphone o tablet. La velocidad llega a 300 Mbps, aunque no es compatible con el estándar WiFi AC. Actualmente cuesta unos 31 euros en Amazon España.

GL.iNet GL-MT300N-V2

Este router mini de viaje es ideal por su tamaño, apenas como un móvil. Al igual que el anterior dispositivo, ofrece la opción de conectarte de forma segura a una red WiFi pública creando tu propia red particular con un cifrado mejorado.

Incluye características bastante interesantes como un VPN integrado que puedes configurar fácilmente. Sin duda por los 22 euros que cuesta es una opción apetecible para aquellos a los que les interesa su privacidad.

repetidores WiFi para viajar

Pix-Link

Este repetidor WiFi portátil también permite cargar tu móvil mientras que amplifica la señal WiFi a la que te quieres conectar. Llega a los 300 Mbps de velocidad, aunque las opciones para VPN y cifrado del anterior no están incluidas.

repetidores WiFi para viajar

Su ventaja es que es el repetidor de viaje más barato, o uno de los que más, con sólo 12 euros de precio.

Filehub RAVPower

Este router de viaje también tiene un tamaño perfecto para ocupar el menor sitio en a maleta. Sirve para convertir una red de cable en una inalámbrica así como para extender la conexión Wi-Fi ya existente. Lo puedes usar a modo de Power Bank o batería portatil de 6.000 mAh para que no se te quede el móvil sin batería en tu viaje.

repetidores WiFi para viajar

Además, transmite archivos desde una tarjeta SD de hasta 256 GB para poder consultar todas las fotos que estas haciendo con tu cámara. Puedes conseguirlo por 34 euros en Amazon.