Algunos de los vehículos más recientes de algunas de las marcas más premium del mercado también son de los más inseguros. No debería sorprender si consideramos la política de poca atención al software que la mayoría de las compañías sigue teniendo, pero que al mismo tiempo siguen introduciendo elementos tecnológicos para mantenerse competitivos.

Nuevo hardware con el que intentan mantenerse en la cresta de la ola de la tecnología, combinado con software muy deficiente para hacerlo funcionar será siempre una de las mayores recetas para el desastre en tiempos modernos.

Las entradas y arranques keyless —es decir, que el coche se abre con detectar la llave en el bolsillo y se puede iniciar la marcha sin insertarla— son ya muy habituales en muchos modelos pero al mismo tiempo resultan ser uno de los agujeros más grandes de seguridad de muchos vehículos.

Tan grandes que en algunos modelos solo toma 10 segundos para acceder al coche y robarlo. Solo se necesita clonar la frecuencia con la codificación adecuada y listo.

La revista What Car?, junto a la BBC analizaron cuáles son los modelos de coches más inseguros, tomando en consideración que el robo de vehículos ha aumentado en un 50% y que se sospecha que gran parte del motivo es por los sistemas keyless. Los resultados son devastadores.

¿Lo sabías?  Buzz, el concepto de vehículo eléctrico de Volkswagen
Modelo Tiempo de robo
DS3 Crossback Puretech 155 10 segundos
Audi TT RS Roadster 10 segundos
Land Rover Discovery SD6 20 segundos
Land Rover Discovery Sport TD4 30 segundos
Mercedes Benz Clase A A220 AMG 50 segundos
BMW X3 xDriv 20i 60 segundos
Ford Fiesta 1.0 Ecoboost 140 ST-Line X 60 segundos

En algunos casos los coches pueden ser abiertos pero no arrancados a falta de la llave inteligente. Especialmente grave es el caso de un coche premium y caro como el Audi TT RS Roadster que solo necesitó 10 segundos para abrirlo.

Algunos de estos modelos permiten la desactivación de los sistemas keyless para aumentar la seguridad, un inconveniente pequeño considerando la seguridad. Según explican en la BBC, el equipo necesario para clonar llaves de coches cuesta apenas 200 euros.

El método funciona cuando la llave y el vehículo están relativamente cerca o al menos se conoce un aproximado de su ubicación. La forma más simple es hacerlo en casas con su propio parking.

Se usan dos aparatos: uno cerca del coche para amplificar la señal que emite el coche y otro cerca de la llave para captar la señal y clonar la respuesta. Una vez que se obtiene, se puede abrir le coche y en muchos casos, arrancarlo.

¿Lo sabías?  Un magnífica explicación de cómo funcionan las marchas de un coche

Algunas marcas están activando métodos de seguridad que evitan que los coches puedan ser robados, como la necesidad de presencia física cercana de la llave para que le coche se pueda mover o detección de movimientos, pero no son medidas que están presentes en todos los modelos de todas las marcas con sistemas keyless.