MasTecnoCiencia
Actualidad

Llega el ‘Efecto 2000’ de los GPS: ¿de verdad dejarán de funcionar miles de aparatos?

Es fácil que no recuerdes qué hacías el 21 de agosto de 1999. O bueno, lo mismo te acuerdas de que aquel día empezaba el mundial de atletismo de Sevilla, con actuación de Joaquín Cortés incluida. Es lo más interesante que, a simple vista, ocurrió aquel caluroso sábado veraniego, pero, aunque no lo tengas en tu radar, fue una fecha bastante clave a nivel mundial por algo que en ese momento todavía no nos sonaba demasiado.

Aquél sábado se cumplió el primer ciclo temporal del sistema GPS y, como pasaría poco después con el llamado ‘Efecto 2000’, nadie sabía exactamente qué podría llegar a ocurrir. Todos los expertos estaban expectantes, pero las 24 horas pasaron y, como marca nuestra memoria, no pasó nada. Este 6 de abril el sistema vuelve a cumplir ciclo, la diferencia es que (lo siento por los catastrofistas), además de ya tener ese aburrido precedente, también estamos mucho más preparados y adaptados.

La mención a los catastrofistas no es baladí, ni un ataque gratuito. Desde hace unos meses las informaciones sobre este nuevo ‘Efecto 2000’ de los GPS, llamado técnicamente ‘Week Number Rollover’ se suceden, la mayoría apuntando a que por este proceso podrían dejar de funcionar miles de aparatos y hay quien incluso asegura que puede llegar a ser peligroso coger un avión durante el próximo sábado, pero eso no cuadra con lo que dicen los verdaderos expertos en este tema. Y es que aunque es cierto que todos los receptores deben actualizarse para poder reiniciar el ciclo temporal, el riesgo de que ocurra algún tipo de catástrofe es mínimo.

«Todo el problema viene por un fallo de diseño del sistema (solo afecta a GPS, no lo sufren otros como Galileo, . Por eso mismo no deberíamos preocuparnos demasiado pues todos los que trabajan con esto llevan años preparados para que este cambio de ciclo no afecte lo más mínimo a su funcionamiento», explica en conversación con Teknautas Juan Francisco Prieto, profesor titular de posicionamiento por satélite de la Universidad Politécnica de Madrid. «Es más, la mayoría de los nuevos receptores ya ni siquiera tienen por qué verse afectados por lo del sábado pues son multi y reciben información de varias constelaciones de satélites no solo de los de GPS».

¿Lo sabías?  Cuenta atrás para el Mobile World Congress 2016, ¿qué novedades esperamos?

¿Por qué ocurre esto?

Lo que cuenta Prieto es clave y es que lejos de ser algo puntual y sorprendete, lo que ocurrirá en 48 horas podía preverse desde el 6 de enero de 1980, momento en el que se lanzó al mundo el GPS (de parte del ejército estadounidense, que sigue siendo su dueño y señor). Como explica este experto, el sistema registra diferentes variables y una de ellas es el tiempo y es ahí donde radica el problema desde el mismo día en que nació.

El GPS no solo calcula las coordenadas de algo sino que te dice en qué momento exacto ha pasado ese algo por un punto en concreto, para ello usa un contador de semanas y de los segundos que tiene cada semana. No hay problemas con el segundo de los contadores, pero el primero está preparado para contar como máximo 1023 semanas, a la 1024 el sistema vuelve a cero. Eso es lo que pasó el 21 de agosto del 1999 y volverá a ocurrir el 6 de abril pues será la semana 2048. «Es un fallo de serie que, creo, se debe a que en aquellos años nadie imaginaba que esto llegaría a cumplir 20 años y menos 40. Tampoco imaginarían que algo que se creaba para el entorno militar acabaría popularizándose tanto», explica Prieto.

(Fuente: Air Traffic Management)
(Fuente: Air Traffic Management)

Esto no afecta a los satélites, pues siguen mandando su información como de costumbre, pero es un problema para los receptores que deben estar preparados para detectar de forma inteligente este cambio de ciclo y actualizarse, algo que hace unos años era bastante complicado. «El mayor problema lo tienen los grandes sistemas en red que marcan su hora usando una señal GPS. Por ejemplo en sitios como la Bolsa ocurre y allí medir con total exactitud el tiempo es clave», apunta este experto español.

¿Lo sabías?  "Aléjate de Julia", la amenaza amorosa que se hizo viral.

Además, señala que es clave tener toda la red actualizada, pues con que un equipo no lo esté correctamente puede acabar fastidiando al resto. «En dispositivos autónomos no tendría por qué ocurrir nada. Es más yo tengo un Garmin que es anterior a 1999 y lo sigo usando para orientarme en montañas y demás, el problema es que en vez de decirme que estamos a 4 de abril de 2019 lo mismo me dice que es el 1 de octubre del 1989″. Eso ocurrirá esta vez con dispositivos como receptores para el coche que no se puedan actualizar solo que volverán a contar desde 1999.

Sobre si esto puede afectar a móviles o si tienes que hacer algo para actualizar tus dispositivos, Prieto explica que todo depende de los modelos, pero que lo normal es que se actualicen de forma automática y que no tengas ningún problema. «Desde hace años se lleva trabajando para limitar al máximo los efectos de este problema y lo normal es que el 6 de abril todo siga como siempre. Al final la cantidad de empresas que fabrican receptores de GPS y los que los administran son muy pocas en todo el mundo y tienen esto bajo control».

Un hecho irrepetible

Lo que sí deja claro el profesor de la UPM es que lo que viviremos este sábado es un hecho irrepetible y que ya no volveremos a ver en el futuro próximo. Siguiendo con la serie esto debería ocurrir en 2039, pero se espera que para ese año ningún dispositivo sufra por ello. Ni los satélites ni los receptores. «Como comentábamos, ya hay muchos receptores que no se ven afectados por este problema porque admiten la señal de las diferentes constelaciones (así se llaman a los sistemas de navegación por satélite entre los que están el estadounidense, el europeo Galileo, el ruso GLONASS y el chino Beidou) y viven este día como uno más. Además, todos los satélites que se lanzan desde 2005 para formar parte del sistema GPS ya se mandan con este problema solucionado».

Un marine estadounidense controla un receptor GPS militar. (Foto: Reuters)
Un marine estadounidense controla un receptor GPS militar. (Foto: Reuters)

Es decir, que este sábado deberíamos vivir el cambio de ciclo como algo único más que como una amenaza. Y nada de tener miedo a montar en avión y demás, aquí tiene mucho más peligro el ejército estadounidense. «Lo de los aviones es muy curioso pues ni siquiera el GPS está homologado por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Y es que no cumple con los parámetros de integridad de un sistema pues en cualquier momento el ejercito de Estados Unidos puede hartarse y cortar su señal, así sin que nadie pueda pararles».



Source : elconfidencial

Related posts

Ayudanos Suscribiendote a nuestro Canal para poder llegar a los 1.000 suscriptores que pide YouTube

Jesus

Los 10 años por piratería en Reino Unido podrían aplicarse a los que comparten archivos

Rocambol

La NSA revisa toneladas de porno en búsqueda de mensajes terroristas

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: