MasTecnoCiencia
La Botica

¿Leche con miel para el catarro?

Uno catarrea un poco, carraspea la garganta y estornuda. Y de un momento a otro salta de la nada la abuela y asegura: “si tomas esta leche con miel, tu catarro será curado”.

La duda es, ¿Cuánto de verdad hay en lo que dice la abuela?, ¿Cuánto de cierto trae ese remedio casero? Y a modo de adelanto yo les diría: tiene tan solo la mitad, es la mitad de la verdad.

La miel es un alimento antibacteriano, pues además de todos sus nutrientes naturales, contiene inhibidas ciertas sustancias que le dotan capacidad bactericida y antiséptica.

Y ello le hace un alimento adecuado por demás, para mejorar el catarro. Diluida en agua caliente para hacer gárgaras, o simplemente tragando una cucharada de miel, aliviamos la irritación de la garganta, la amigdalitis y la faringitis.

Pero la abuela, lo que proponía no era agua y miel, era leche y miel. La miel ya sabemos que es propicia para el catarro, pero qué sucede con la leche.

La leche, como todos los lácteos en general, produce mucosidad; por ello no son alimentos adecuados, cuando uno ya tiene muchos mocos, ya que empeoran la situación.

Lo recomendable es evitar este tipo de alimentos durante el tiempo en que estemos atacados por alguna gripe, catarro, u otra infección que nos produzca mucosidad, a modo de no incentivar el problema.

¿Lo sabías?  12 ideas para marcos de fotos

Y si bien no hay certezas, sobre qué es específicamente aquello en la leche  que incentiva la mucosidad (algunos dicen que es el PH ácido de los lácteos, otros que son las proteínas de la leche de vaca, etc.) es si un hecho que moderando, o no consumiendo lácteos, la mucosidad disminuye de forma importante, facilitándose la descongestión nasal.

Por ende, la miel si, la leche no. Yo ya les había advertido, la abuela decía solo el 50% de la verdad. Lo que debemos hacer es tomar la mitad cierta y combinarla con agua, descartando la leche en los cuadros de catarro. La combinación ideal es agua bien caliente, mezclada con zumo de limón y miel.

Pero ojo, que la leche con miel puede ser muy buena para otras cosas, por ejemplo en situaciones de malestar general, escalofríos, cansancio… ¿o me van a negar que una buena tasita de leche y miel calentita no sienta bien de bien?  Más que agradable y placentera

 

[Source link :vix]

 

Related posts

Remedios caseros para los nervios

Jesus

Remedios caseros para la diarrea

Jesus

Remedios naturales para el dolor en el cuello que te gustará probar

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: