El octavo mes del año llega con eventos astronómicos muy interesante, el verano y las vacaciones pueden ser el momento ideal para disfrutar no solo del firmamento en general sino también de la lluvia de estrellas, que tendrá su máximo apogeo entre el 11 y el 13 de agosto.

Para empezar el mes, esta misma madrugada hemos tenido la Luna Nueva, mientras que el próximo día 7 llegará la fase de cuarto creciente. La Luna Llena se podrá ver en el cielo el próximo día 15 y pasará a cuarto menguante el día 23. Además, el día 10 de agosto se podrá observar Júpiter muy cerca de nuestro satélite mientras que un día antes, el 9, Mercurio estará en su punto más alto sobre el horizonte en el cielo de la mañana, por lo que será necesario madrugar para contemplarlo.

Una de las mejores cosas del verano son las lluvias de estrellas. Las más famosas se producen durante este mes, entre el 11 y el 13 de agosto se podrá observar en el cielo las Perseidas, también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo. Se trata de una de las mejores lluvias de estrellas para observar en el cielo, por un lado porque suelen coincidir con las vacaciones, y, por otro, porque pueden producir hasta 60 meteoros por hora en su punto máximo. La noche en la que más se verán será la del día 12.

¿Lo sabías?  Detectar rayos cósmicos con agua resolverá el mayor misterio del Universo

Las zonas sin contaminación lumínica (montañas, afueras de las ciudades o en algunas zonas costeras) serán las mejores para tumbarse a la intemperie y esperar el paso de los restos del cometa Swift-Tuttle, que produce estos meteoros y que fue descubierto en 1862. No obstante, con la cercanía de la Luna Llena (el día 15), es probable que dificulte la vista de las Lágrimas de San Lorenzo más débiles, aunque es cierto que, en general, las Perseidas suelen ser muy brillantes. ¡Disfrutad del espectáculo!