orewrewweca.jpg
Naturaleza

La orca no intentaba suicidarse

orewrewweca.jpg

El polémico caso de Morgan la orca ha dado la vuelta al mundo. ¿Un cetáceo que intenta suicidarse durante un espectáculo? Los expertos no están de acuerdo. Lo que no le quita ni un ápice de importancia al asunto.

Cuando Morgan, la orca «holandesa» del Loro Parque saltó fuera del agua, los espectadores pensaban que era parte del espectáculo. Pero tras unos minutos y la actitud confusa del entrenador, todo el mundo se dio cuenta de que algo andaba mal. El animal, varado en tierra, no quería moverse del sitio. Alguien grabó la escena, varios minutos en los que Morgan parecía triste y lánguida sobre el suelo. Las orcas no deben permanecer demasiado tiempo fuera del agua, pues su piel y opérculo respiratorio se resecan muy rápido. Las imágenes, viralizadas por la velocidad de Internet proclamaban a los cuatro vientos: «Morgan la orca quería suicidarse». Y, en cierta medida, así lo parece por la actitud dejada y depresiva del animal. Pero, ¿de verdad querría una orca suicidarse? ¿Qué motivos podría tener para ello? Y, ¿cuál es el caso de Morgan?

La historia de Morgan la orca

La historia de este animal, desde el punto de vista empático, es bastante injusta. En todos los sentidos. Morgan fue encontrada en 2010 junto a las costas holandesas del Mar de Wadden. En aquel entonces la orca era un ejemplar muy joven y presentaba un severo estado de desnutrición. Tras varios años de estudio buscando a su familia original, las autoridades decidieron que la mejor opción era su mantenimiento en unas instalaciones especializadas a las que había sido trasladada en 2011. Esta decisión, aunque en un primer lugar se debió al delicado estado en el que se encontraba, las razones posteriores son la imposibilidad de encontrar a su núcleo familiar y, como se descubrió después, una deficiencia auditiva.

moewqwqean.jpg

Sí, parece ser que Morgan la orca padece de sordera lo que supone una sentencia casi de muerte en sus circunstancias. Así que, tras muchos litigios, protestas, estudios y manifiestos, Morgan la orca viajó desde Holanda a Loro Parque, en Tenerife, donde se trató de integrar a la manada allí residente. El origen de las otras orcas en el Loro Parque es completamente distinto. Al contrario que Morgan, sus compañeros nacieron en cautividad, en Estados Unidos. Esto, que puede parecer un detalle menor es, probablemente, una de las causas finales por las que Morgan saltó aquella mañana al suelo de cemento en busca de paz.

¿Por qué querría suicidarse una orca?

En realidad, tal y como han advertido los expertos, probablemente lo que Morgan, la orca, trataba de hacer no era suicidarse sino escapar. Escapar físicamente del resto de los miembros de la manada. Morgan es un ejemplo único en el cual se trata de integrar una orca de origen salvaje en una manada de origen cautivo. Sin entrar a valorar si está funcionando o no, lo que es cierto es que se ha observado en numerosas ocasiones a varios miembros de la manda abusando físicamente e incluso sexualmente de Morgan. El ambiente en el que se encuentra encerrada en pequeños tanques, no ayuda en absoluto. El estrés y la frustración se manifiesta en muchas ocasiones en el comportamiento de las orcas.

Algunos de los incidentes causados por los miembros de esta manada incluyen ataques a los entrenadores y a otras orcasEstos animales poseen una estructura social muy sofisticada. Son animales muy dominantes y en muchas ocasiones se aprecian comportamientos agresivos con otros miembros «forzados» a integrarse en la manada. Este parece ser el caso de Morgan la orca. Como decíamos, según los expertos, Morgan no trataba de suicidarse sino de escapar de los constantes ataques y abusos sufridos por el resto de los miembros en el tanque. Ataques que han sido grabados e identificados en numerosas ocasiones. El grupo de orcas de Loro Parque, por desgracia, ha sido puesto en candelero en más de una ocasión por comportamientos anormales y agresivos.

De hecho, algunos de los incidentes causados por los miembros de esta manada incluyen ataques a los entrenadores o a otros miembros de su especie dentro de los tanques. Algunos activistas y expertos afirman que la compatibilidad entre Morgan la orca y el resto de miembros no ha sido nunca comprobada adecuadamente. El comportamiento de Morgan, desde cualquier punto de vista, es anormal. Pero muy probablemente la hipótesis que explica que la orca trataba de huir de los ataques sea la más realista.

Depresión, ataques y suicidios

Pero, ¿los animales se suicidan? Es común despreciar la capacidad emocional o cognitiva de los animales. Esto se debe principalmente a nuestra incapacidad comunicativa. Al no entenderlos, no sabemos «qué piensan». Pero los animales muestran comportamientos muy complejos.** Volviendo al caso, el suicidio es una de estas manifestaciones. Existen numerosos casos documentados de suicidio animal por depresión**, angustia ante el peligro o el cautiverio. Probablemente los casos más conocidos sean los de los perros, los cuales se han observado en profundas depresiones, lanzándose por precipicios o ante los coches, por ejemplo. El tarsero filipino (Carlito syrichta) también ha sido documentado golpeándose la cabeza hasta la muerte por culpa del cautiverio. Las ballenas y otros cetáceos también han sido visto tratando de suicidarse mediante varamiento, inanición y otros medios.

tarserwwerpino.jpg

Tarsero o Carlito syrichta.

Por tanto, no es extraño pensar en que Morgan la orca podría haber tratado de suicidarse, aunque los expertos están bastante seguros de que no es el caso. Entre otras cosas porque respondía a las señales del entrenador para volver al tanque. Los animales, como decíamos, poseen un comportamiento más sofisticado del que a veces nos atrevemos a imaginar. Tal vez es nuestro natural egocentrismo (Completamente justificado) o la imposibilidad de entender a los animales. Pero como ya comentamos tiempo atrás, deberíamos reconsiderar el estatus de muchos de los mismos. O, al menos, la manera que tenemos de tratarlos. Los animales no son objetos ni bienes materiales. Son seres complejos que sienten y padecen. En el caso de Morgan la orca, probablemente la integración en el medio marino, tal y como se ha detallado, sea imposible por su situación. Pero someter al animal a un estrés y ataque constante es poco más que una tortura diaria. Un auténtico infierno en vida.

 

 

[Source link :Mastecnociencia]

Related posts

El pez rosa que no nada, sino que anda bajo el mar

Rocambol

¿Cómo era el cortejo de apareamiento de los dinosaurios?

Rocambol

Los dinoflagelados, las lámparas del mar

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

   

A %d blogueros les gusta esto: