Inicio CienciaNaturaleza La naturaleza no es sabia ni perfecta