La NASA ha colgado en Twitter la foto de un impresionante iceberg rectangular, que llama la atención por su inmenso tamaño y su forma perfecta.

Tiene casi dos kilómetros de longitud, y se ha desprendido del iceberg Larsen C, en la Antártida, un enorme bloque con un billón de toneladas de hielo, y la extensión de la provincia de Castellón.

Aunque son raros de ver, este tipo de estructuras rectangulares de hielo se producen a menudo. Se llaman icebergs tabulares. Se forman debido a la particular manera que tiene el hielo de romperse, algo que podemos comprobar nosotros mismos en casa: romper un bloque grande de hielo en trozos rectangulares es relativamente sencillo.

Iceberg tabularDavid Standley / Flickr

Pese a todo, este iceberg tabular es excepcional por su impresionante tamaño, que según los expertos alcanza casi los 2 Kilómetros de largo. Además tiene al menos tres lados perfectamente rectos, un hecho que es poco común. Solo suelen tener uno o dos, en el lado en el que se desprenden del iceberg principal.

Según la experta en glaciares de la NASA y la Universidad de Maryland, Kelly Brunt, el proceso de formación es similar al de una uña que crece demasiado, y al final acaba partiéndose por un extremo. A veces estos trozos que se desprenden adquieren formas geométricas, como rectángulos o triángulos. Por eso se les llama icebergs tabulares, porque tienen forma de mesa plana y recta.

Según la NASA, sus afiladas aristas indican que se ha desprendido recientemente. Seguramente se ha partido por un lado, provocando una reacción en cadena que ha dado lugar al desprendimiento completo de los lados.

En pocos días será desgastado por las olas, y perderá parte de su perfecta forma rectangular.

El iceberg tabular ha sido descubierto por la NASA durante la Operación IceBridge, que la agencia americana lleva a cabo todos los años. Una aeronave sobrevuela los polos de la Tierra para fotografía los glaciares, y estudiar cómo está afectando el cambio climático al deshielo de los polos.

Un problema cada vez más preocupante, que puede tener consecuencias irreversibles en las próximas décadas.