MasTecnoCiencia
Breakout2600.png
Google

La Inteligencia Artificial de Google ya puede ganarte a los videojuegos

Breakout2600.png

Si te crees muy bueno jugando, será mejor que te quites esos aires de grandeza porque la Inteligencia Artificial de Google juega.

No es la primera vez que hablamos del proyecto de Google que quiere encontrar la Inteligencia Artificial definitiva que pueda competir contra un ser humano. De hecho la última vez estuvo a punto de hacerlo, y sólo el entrenamiento hizo posible la revancha por parte de la humanidad. Ahora las máquinas han vuelto a desafiarnos, esta vez en lo que se nos da mejor: perder el tiempo con las “maquinitas”.

Aunque en el caso de la IA no es tanto perder el tiempo como aprender. La base del desafío es que no sabe cómo jugar y tiene que aprender con un algoritmo llamado “deep Q-network” (DQN). Este algoritmo se basa en el llamado aprendizaje automático que hasta ahora habíamos visto para tratar fotografías; por ejemplo, para saber cuando en una foto aparece un perro.

La Inteligencia Artificial de Google juega como una profesional

Pero en vez de asociar conceptos, DQN toma la decisión de cómo actuar en un entorno con el objetivo de maximizar las ganancias, esto es, de conseguir más puntos. Hacer que una máquina juegue perfectamente es fácil, lo difícil es que lo haga sin que nadie le diga cómo hacerlo, y eso es lo que ha conseguido DQN, igual que un ser humano: a base de entrenar muy duro y de fallar muchas veces.

¿Lo sabías?  Google ahora muestra tu ubicación cuando llamas a números de emergencia

—-

Eso si, los juegos en los que DQN es capaz de brillar no son demasiado complejos, sino que son versiones de clásicos de Atari 2600, como Breakout, River Raid, Boxing y 3D Car Racing. Eso si, son todos de géneros distintos y se juegan de manera diferente, demostrando la capacidad de la IA.

google-inteligencia-artificial-juegos.png

En las pruebas DQN consiguió vencer a otros algoritmos de aprendizaje automático en 43 de los 49 juegos probados. No sólo eso, sino que en la mitad de los juegos llegó al 75% del nivel de un jugador profesional humano, por lo que podría perfectamente vencer a muchos de nosotros.

¿Y de qué le sirve a Google que nuestros próximos amos las máquinas del futuro sepan jugar? Pues para aplicar el aprendizaje automático a otros conceptos, como por ejemplo asistentes personales.

Related posts

Sacar sangre sin agujas, la nueva patente de Google

Rocambol

Ciudadanos europeos tendrán 14 días para arrepentirse de algunas compras en Google

Jesus

Falla de Google revela la información privada de 282.867 dueños de sitios web

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: