Inicio CienciaCultura Horóscopos y otras mentiras: por qué leer el horóscopo (a veces) nos hace sentirnos mejor