Inicio CienciaSalud Este experimento científico demuestra que tu dentista (probablemente) te quiere timar