Las polémicas con las mascarillas han sido numerosas y han llegado desde todos los ámbitos: políticos, empresariales y ciudadanos. Ha sido grande el desconcierto vivido y ahora que ya se pueden encontrar con facilidad en supermercados y farmacias es cuando nos volvemos a enfrentar al problema de que no todas las mascarillas son fiables de cara a prevenir el coronavirus.

Tanto en España como en el resto de países se está viviendo un auge de mascarillas que no están certificadas o carecen de la protección adecuada para ser seguras, lo que expone tanto a las personas que las usan como al resto de los ciudadanos.

Estos modelos de mascarilla no cumplen con la normativa de protección a pesar de ser mascarillas de, en teoría, tipo FFP2. Dejan que se filtren más partículas y gérmenes de los que deberían. Pero existen complicaciones a la hora de bloquear el producto al ser modelos que se pueden encontrar por internet con mucha facilidad.

Según la información que ha recopilado la OCU, entre las mascarillas que no están recomendadas por no indicar la certificación seguida o no retener el porcentaje de partículas necesario se encuentran estos modelos:

  • Daddy Baby. Protective Mask. Eearloop Face Mask.
  • Daddy Baby. Protective Mask. Respiratory Protection.
  • Dromex. Protective Mask.
  • Garry Galaxy Respirator Mask. N95.
  • Jtrip. Safe Mask/ Fashion protective Mask.
  • LikeLove. Self Suction Filter Type Anti Particle Respirator.
  • NEP KN95 Respirator Mask.
  • Particle Filter half face Mask
  • Particle Filter Mask KN95
  • Particle Filter Mask YK01 FFP2.
  • Protective respiratory filtration «half-face mask» .
  • Sinpul. Protective Mask KN95.
  • Three Dimensional Protective Respirator (disposable respirator).

En caso de que tengas algún modelo de estos en casa o estés pensando en comprarlo, recuerda que no es adecuado, según parece no cumplirá con la normativa vigente y puede que te expongas a contagios.