La ciudad de Palitana, ubicada en la localidad india de Gujarat -dentro del distrito de Bhavnagar- se trata de la primera ciudad vegetariana del mundodespués de que su gobierno prohibiera la matanza de animales en 2014. La prohibición sigue las protestas de alrededor de doscientos monjes jainistas, quienes se declararon en huelga de hambre para demostrar que preferirían su propia muerte antes que permitir la continua explotación, asesinato y consumo de animales en el área.

En el país indio existen entre cuatro y cinco millones de personas que siguen la religión jainista y se oponen directamente a la crueldad animal. Esta doctrina surgida en el siglo VI a. C. por Majavira pregona una vía salvadora filosófica no centrada en el culto de ningún dios y cuyos esfuerzos se orientan a encaminar al alma-conciencia hacia un estado divino y de liberación, conocido como moksa -el más elevado se conoce como siddha-.

El jainismo, conocido tradicionalmente como Jain Dharma, cree que los animales y las plantas, así como los seres humanos, contienen almas vivas. Por lo tanto, los jainistas siguen una dieta estrictamente vegetariana. El jainismo presenta una perspectiva igualitaria de todos los seres, sin importar las diferencias en las forma física: humanos, animales, y organismos vivientes microscópicos.

Los humanos son los únicos poseedores de los seis sentidos: vista, oído, gusto, olfato, tacto y pensamiento; por lo que se espera de ellos que sean responsables con todos los seres siendo compasivos, sin egoísmo, sin miedo, racionales y misericordiosos.

¿Lo sabías?  Descubren el misterio de La Momia que Grita, y es escalofriante

“La esencia del jainismo es la preocupación por el bienestar de cada ser en el universo y por la salud del universo”, afirma el sitio web de la BBC. De acuerdo con Mercy For Animals, Virat Sagar Maharaj, un monje jainista practicante, dijo: “Todos en este mundo, ya sea un animal o un ser humano o una criatura muy pequeña, todos tienen el derecho de vivir por Dios”. La ciudad no es todavía vegana, por lo que se permite a nivel legal, al menos por el momento, el consumo de lácteos. 

Palitana tiene cerca de 65.000 habitantes y al menos el 25% de ellos son musulmanes, estos últimos en desacuerdo con la decisión gubernamental, alegando que el estado no debería interferir en la vida de las personas.