Imagínate atravesar la mitad de una metrópolis como la Ciudad de México o ir de norte a sur de Madrid en unos pocos minutos, a 190 kilómetros por hora en un túnel subterráneo, esquivando totalmente el tráfico de las calles.

Es lo que Elon Musk está consiguiendo: cruzar una ciudad en hora punta a 185 kilómetros por hora con un Tesla Model 3 usando la función de Autopilot para navegar por el túnel a dichas velocidades de forma automática, activado con una de las últimas actualizaciones de sistema.

El túnel y el sistema de transporte fue hecho por otra de las compañías de Elon Musk, The Boring Company, está en fase de pruebas, teniendo una longitud de kilómetro y medio, pero en una trayectoria que no tiene que tener en cuenta las calles de la propia ciudad.

El vídeo fue grabado por el inversor Steve Jurvetson, parte de la junta directiva de SpaceX y Tesla haciendo un recorrido por el túnel de prueba de la compañía situado en Hawthorne, al sur de Los Angeles.

El sistema en que los vehículos se transportan por medio del túnel de prueba ha cambiado a lo largo del tiempo y por lo visto ahora funciona únicamente con el sistema de Autopilot sin necesidad de un tren de guía, con salida directamente a la calle y no a otra plataforma de elevación.

¿Lo sabías?  La moto que se mantiene en pie sola llega en 2017

Esto ya se había visto previamente en un video publicado por The Boring Company donde se hace una comparativa de punto A a punto B usando calles y usando el túnel de prueba.

Los proyectos controversiales de Elon Musk y Boring Company

Los proyectos de Elon Musk para hacer túneles dentro de ciudades han sido recibidos siempre con cierto rechazo y están plagados de controversias, al igual que ha sucedido con el Hyperloop a lo largo de los años.

Cuestionamientos sobre la verdadera necesidad de excavar ciudades para mover coches, sus costos —que aunque son menores que los túneles tradicionales aún son muy altos— y el aparente «cochecentrismo» de los proyectos están entre las principales críticas.

En mayo de 2018 The Boring Company anunció que excavaría un segundo túnel en el área de Los Ángeles con una longitud de 4,3 kilómetros que discurriría de forma paralela a la autopista interestatal 405 con fines experimentales. El proyecto tuvo que ser abandonado por varias líneas de oposición y una demanda.

En marzo de 2019, Seleta Reynolds, General Manager del Departamento de Transporte de la ciudad de Los Ángeles fue entrevistada por Hipertextual y explico en detalle los motivos por los cuales considera que las ideas de Musk no solucionan el problema de tráfico y atascos en grandes ciudades.

¿Lo sabías?  España gana: los coches autónomos no usarán WiFi y podrían usar 5G

Ante muchas de estas críticas Elon Musk explicó que modificarán la misión general de de la compañía, para priorizar el transporte de personas en bicicleta y peatones.

Aún así se han aprobado proyectos para la construcción de túneles a cargo de The Boring Company en dos ciudades estadounidenses. Uno en Las Vegas por medio del cual recorrerá una lanzadera que moverá personas bajo el centro de convenciones de la ciudad.

En Chicago fueron aprobados después de un concurso en junio de 2018, pero diversas protestas de grupos cívicos y políticos locales, asegurando que el proyecto es innecesario, carente de transparencia, usando tecnología no probada y con impacto negativo en el medio ambiente han retrasado el proyecto.