Inicio Gadgets El juguete sexual que ha puesto en evidencia la misoginia en el CES y la industria tecnológica