Inicio CienciaNaturaleza El borde del precipicio: los objetivos de París no parecen suficientes para impedir la deriva hacia un nuevo equilibrio climático