MasTecnoCiencia
angerelote.jpg
Naturaleza

El angelote, un tiburón inofensivo (si no lo molestas, claro)

angerelote.jpg

Después de que recientemente el ayuntamiento de Tenerife haya sancionado al equipo de fútbol de la isla a causa de la caza de una cría de tiburón por parte de uno de sus jugadores, esta especie de escualo se ha ganado un hueco en decenas de periódicos y noticieros.

 

Se trata de Squatina squatina, más conocido como angelote, y la sanción no ha sido un capricho del cabildo canario, sino un merecido castigo por la caza de un animal fuertemente protegido debido al peligro de extinción en el que se encuentra.

Es bastante pacífico y, si no se le molesta, no supone ningún riesgo para el ser humano, por lo que no hay ninguna necesidad de temerlos y mucho menos de cazarlos cuando se avistan en las playas canarias, a las que las hembras se acercan para liberar sus huevos. Pero por sacar algo provechoso de esta terrible situación, nosotros hemos decidido aprovechar el momento para presentaros al angelote en nuestra sección del animal de la semana, para que lo conozcáis y no imitéis la reacción del futbolista si este verano decidís pasar vuestras vacaciones por alguna playa de la zona.

El angelote, un tiburón poco peligroso

angelote-cria

 

El angelote es un tiburón mediano, de la familia Squatinidae, conocido por su facilidad para camuflarse enterrado en el fondo del mar gracias a su forma aplanada y su coloración gris o marrón, con pequeñas manchas oscuras. Pero no es totalmente plano, ya que por encima de su cuerpo sobrealen las aletas pélvicas y pectorales, anchas y redondeadas.

¿Lo sabías?  ¿Desesperado al actualizar Windows 10? La próxima novedad de Microsoft acabará con ello

Las hembras pueden alcanzar los 2,4 metros y los machos los 1’8 m, por lo que tienen un tamaño que nos podría dar un buen susto si nos lo encontramos nadando. Además, a este aspecto amenazador se unen los dientes finos y agudos de sus mandíbulas, los dentículos que cubren gran parte de su cuerpo y los parches de espinas situados sobre la nariz y los ojos.

Sin embargo, no son peligrosos para los seres humanos y suelen huir de ellos, aunque sí que pueden causar graves mordeduras si se les molesta; por lo que, ya que somos nosotros los que invadimos su ambiente, lo mejor es dejarlos tranquilos si nos encontramos con ellos.

Distribución del angelote, cada vez más difícil de ver

Oceano profundidad2

Hace ya muchos años este tiburón se encontraba en la franja del noreste del Atlántico, desde Suecia y Noruega hasta África Occidental y las Islas Canarias, incluyendo también algunas zonas de las Islas Británicas, el  Mar Mediterráneo y el Mar Negro.

Sin embargo, su caza indiscriminada ha dado lugar a su desaparición en el Mar del Norte y buena parte del Mediterráneo.

En general habita en la plataforma continental y prefiere sustratos blandos, como el barro o la arena, por lo que lo normal es encontrarlo en zonas con este tipo de fondos, en los que se pueden encontrar desde la costa hasta los 150 metros de profundidad.

¿Lo sabías?  Así salvaremos especies en el futuro

Una de las zonas en las que aún es habitual su avistamiento son las Islas Canarias, pues es frecuente que las hembras acudan a desovar a algunas de sus playas, despertando a veces el miedo de algunos turistas.

Sin embargo, la pequeña cría que fue recientemente cazada por este futbolista, que ya ha pedido perdón públicamente, no tenía un tamaño demasiado amenazador, por lo que la sanción queda aún más fundamentada. Somos unos verdaderos privilegiados si podemos avistar estos tiburones, teniendo en cuenta lo reducida que se va haciendo su población, por lo que lo mejor que podemos hacer es deleitarnos con su presencia y no molestarles; pues si no, sí que es cierto que podemos arrepentirnos por algo más doloroso que una multa.

 

 

 

[Source link :omicrono]

Related posts

Los animales más antiguos que aún habitan en la Tierra

Rocambol

El cambio climático empezó antes de lo que creíamos

Rocambol

Científicos del NOAA descubren a un pez de dos metros comiéndose a un tiburón

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: