MasTecnoCiencia
Fotografiar Desde el Aire
Todofoto

Drones: Guía para Empezar a Fotografiar Desde el Aire

Son sin duda la próxima revolución en el segmento del vídeo y la fotografía, y su popularización para éste y otros usos no va a hacer más que crecer, estoy seguro. Los que han pasado a llamarse en los últimos años drones, son la evolución de lo que conocíamos como aeromodelismo fusionado con las tecnologías de estabilización, control de vuelo, imagen digital y baterías que se han abaratado y perfeccionado en los últimos 10 años. Y el resultado son unas máquinas sencillamente alucinantes que ponen al alcance de cualquiera la posibilidad de volar con los pies en la tierra.

Pero hay muchos modelos de drones, para distintos usos y con un enorme rango de precios, así que alguien que quiera adentrarse por primera vez en este mundo puede verse agobiado por la ingente oferta de fabricantes desconocidos para el gran público, así que para ayudaros en estos primeros pasos vamos a hacer un resumen con todo lo básico que hay que saber antes de lanzarse a por tu primer dron.

¿Cuáles son para ti?

Lo primero que tenemos que estudiar es qué tipo de dron quieres y para qué. Los drones de consumo podríamos clasificarlos en 3 usos principalmente:

  • Recreativos: aquéllos cuyo propósito es simplemente hacernos disfrutar al controlar una máquina voladora, como llevan haciendo los aficionados al aeromodelismo muchos años.
  • De carreras: estos modelos son pequeños, rápidos y muy ágiles, y están destinados a las vertiginosas carreras de drones y las acrobacias aéreas.
  • De grabación de vídeo y foto: los que más nos interesan a nosotros, éstos vienen preparados para poder captar desde el cielo esas tomas que no podríamos de otra manera.

En este artículo evidentemente nos centraremos sólo en los del último tipo, abarcando toda la información posible para que decidas cuál se ajusta a tus necesidades. Y allá va la primera gran recomendación: aunque vayas a dedicarte en serio a fotografiar con drones, compra primero uno muy barato para aprender a manejarlos. No es difícil de imaginar que, hasta que te hagas con el tacto, la visión y la técnica del vuelo, estrellarás el dron docenas de veces. Y desde luego prefieres que sea uno barato hecho para aguantar tortazos, y no un dron de 1000€ que porta una buena cámara y lentes.

Sobre el modo de manejarlos, podemos encontrar dos modos principales en el mercado:

  • Manejados con el móvil: son modelos de gama más baja que tratan de ser accesibles y ahorrar el coste de un mando, pero tienen la importante limitación de tener un alcance máximo de 30m aproximadamente, pues se conectan mediante una red WIFI. Aprovechan que pueden valerse de los giróscopos del móvil para manejarlos de una manera intuitiva, y además suelen funcionar con el vuelo FPV (first person view) de manera natural.
  • Manejados con un mando de control remoto: si quieres un control preciso, de largo alcance y rápida respuesta, hace falta un mando con los botones y joysticks indicados. De hecho, tener un buen dron no sirve de nada si el mando con el que lo manejas no está a la altura. Normalmente viene incluido con el dron, pero si no es así, es recomendable hacer una buena inversión en él y así poder aprovecharlo con futuros drones mejores que nos compremos. Suelen traer unos soportes para ponerle una pantalla externa (o tablet, incluso) que nos sirva para el vuelo FPV, es decir, viendo lo que ven las cámaras incorporadas en el dron en vuelo.
¿Lo sabías?  Consigue Fotografías de Paisajes Más Atractivas Con Estos Trucos de Composición

Qué legislación hay al respecto

Éste es un punto importante que has de estudiar antes de hacer tu compra, porque el auge de los drones de consumo ha traído consigo mucha polémica, quebraderos de cabeza y evolución de la legislación sobre el vuelo de estos aparatos. Y es que si antes había una gran diferencia entre los potentes aeromodelos que se volaban alrededor de aeródromos por diversión y los pequeños helicópteros de control remoto de juguete que se volaban sin problema en la calle, con estos aparatos surgió mucha controversia sobre si cualquiera podía utilizarlo donde quisiera. Además, al tener cámaras de alta resolución, surgieron las controversias sobre las violaciones de la privacidad.

Por eso, la regulación del espacio aéreo y pequeñas aeronaves de recreo se ha adaptado (o mejor dicho, se está adaptando a medida que evoluciona su uso), aunque varía notablemente en cada país o incluso en cada comunidad autónoma. Por eso, deberás informarte de cuál es en tu zona. Aún así, de manera orientativa, te expongo algunas directrices básicas de la legislación actual en España:

  • No se pueden usar para fines comerciales (es decir, como profesional de la foto o vídeo) a no ser que tengas licencia de operador de drones.
  • De manera general, sólo pueden ser volados por debajo de 120m y fuera de núcleos urbanos, núcleos de población (lo que incluye playas públicas, ojo) y, por supuesto, fuera de espacio aéreo controlado (alrededores de aeropuertos).
  • Para volar dentro de núcleos urbanos, hace falta ser profesional y pedir permiso a las autoridades para ello.
  • El dron debe de estar siempre al alcance de la visual del operador y como máximo a 500m de éste, nada de operar a km de distancia, aunque su hardware lo permita.
¿Lo sabías?  Canon EOS 200D, la hemos probado

Algunas nociones básicas sobre los drones

Sólo a modo de introducción a la compra de estos fascinantes aparatos, quisiera adelantar una serie de aspectos característicos para los más profanos en la materia. Porque a mucha gente le sorprende encontrarse con que la batería de su flamante dron no dura más de 10-15 minutos, y que tiene que comprarse varias para poder disfrutar más tiempo. Esto es totalmente normal, ya que la batería es el componente más pesado y, para que el dron pueda mantenerse ligero y ágil en el aire, debe sacrificar el tamaño de su batería a bordo.

También puede sorprender a alguno que su nueva compra venga con piezas sin montar. Esto es algo muy normal (¡y también divertido!) puesto que lo más común es que con algún golpe se rompan piezas como las hélices o se estropeen los motores, y deben ser fácilmente cambiables para que su reparación podamos hacerla nosotros mismos. Si vienen totalmente montados, se llaman RTF (Ready To Fly).

Finalmente, aunque vamos a recomendar algunos modelos de drones con cámara, hay que diferenciar entre aquéllos cuya cámara sirve para volar en FPV y hacer alguna grabación sin mucha calidad, y aquéllos con cámaras estabilizadas con giróscopo y buena calidad de grabación, destinados a grabación de vídeos. Los segundos son mucho más caros, por eso, aunque veas que un modelo de dron incluye cámara FullHD/4K por menos de 200€, entiende que no te dará la fluidez y calidad que estás acostumbrado a ver en vídeos profesionales.

Guía de compras para iniciarte

Syma X5C ó X5SC-1

Sin duda, este modelo y sus distintas variantes son los reyes de los drones baratos. Muy baratos (rondando los 30€) y de calidad contrastada, tienen multitud de accesorios muy baratos y fáciles de encontrar, con muchos vídeos en Youtube sobre cómo arreglarlo o mejorarlo, y con una cámara 720p perfecta para iniciarte en las grabaciones.

¿Lo sabías?  10 trucos sorprendentes de WhatsApp

Eso sí, al no tener WiFi, si quieres volarlo en FPV deberás comprar una cámara y visor adicional, que se puede encontrar rondando los 50€ 

JJRC X1

Por algo más de precio, rondando los 100€, tenemos este otro modelo de JJRC. Muy ágil en el aire, con las hélices protegidas, luces LED y hasta 400m de alcance de RF. Se le pueden acoplar cámaras debajo.

Parrot AR 2.0

El conocido fabricante Parrot tiene rondando los 200€ un modelo equipado con cámara estabilizada HD, y manejo FPV sencillo desde el móvil. Esos sí, recuerda que eso limita el vuelo al corto alcance de este tipo de comunicación.

DJI Phantom 3

Y pasamos a los drones capaces de aportar fotografía y vídeo profesional con DJI, el fabricante por excelencia de drones. Este modelo, con unos pocos años pero aún mucha vida, es capaz de mantenerse 25min en el aire y grabar vídeo 2K a 30fps, y ahora mismo se puede encontrar por debajo de 500€. Por contra, nos encontramos con un dron bastante grande, que requiere de un maletín para transportarlo a él y sus baterías de un sitio a otro.

DJI Spark

En el mismo rango de precio, si lo que buscamos es calidad con un manejo sencillo y programable (incluso con gestos de nuestra mano) en un pequeñísimo tamaño capaz de llevarlo en nuestra mochila fotográfica, DJI nos ofrece este nuevo modelo que, sin llegar a ser profesional, aporta una muy buena grabación de vídeo estabilizado.

Y hasta aquí nuestra guía de iniciación al mundo de los drones. Por supuesto, nos dejamos en el tintero muchos otros modelos de gran calidad, y no hemos hablado de los drones profesionales por encima de 1000€ como el DJI Mavic o Phantom 4, pero ésos quedarán para otro artículo sobre modelos más avanzados si así lo reclamáis.

Y dinos, ¿tú ya te has adentrado en el fascinante mundo de los drones?

 

 

[Source link :dzoom]

Related posts

Como es el Objetivo Lomogon de 2.5 – ARTE PURO ¡¡

Jesus

HP Sprocket, la impresora de bolsillo para tus fotos del verano

Rocambol

6 Estupendas Cámaras si Quieres Dar el Salto a las Réflex este 2015

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: