Este 20 de julio se celebra el 50 aniversario de la llega del Apolo 11 y, por tanto, del hombre, a la Luna. Neil Armstrong y Buzz Aldrin serían los primeros en poner un pie en nuestro satélite y, como recuerdo de su paso, quedarían sus pisadas y la bandera de Estados Unidos que plantaron allí. Sin embargo, la bandera no se ve en las nuevas imágenes de la Luna. ¿Significa eso que fue un montaje? ¿Dónde está la bandera?

Muchas personas piensan que nunca llegamos a la Luna. Pero las pruebas dicen todo lo contrario: a pesar de que la bandera de Estados Unidos no se puede ver, las misiones que se han enviado al satélite sí que nos han mostrado las huellas que dejaron ambos por suelo lunar. Así que no, la llegada de los norteamericanos no fue un montaje grabado por Kubrick. No se sabe exactamente de dónde se originó este rumor, pero teniendo en cuenta que corrían los años de la Guerra Fría y que con poner un pie en nuestro satélite, EE.UU. ganaba la carrera espacial a la Unión Soviética, lo más probable es que ellos mismos pusieran en circulación esta mentira. Y otros se la creyeron.

¿Lo sabías?  Cómo ver en internet el eclipse solar total de mañana 9 de marzo

https://mastecnociencia.com/2019/07/hace-justo-50-anos-despegaba-apolo-11-mision-que-llevaba-hombre-luna

Vale, sí, pero ¿y la bandera? El investigador de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), Mark Kidger, científico de soporte Herschel y de calibrado del instrumento PLATO, explica qué pasó con la señal estadounidense: “Pusieron la bandera muy cerca del módulo lunar y esta se voló cuando despegó de la superficie de la Luna”. Si queda algo de la bandera, añade Kidger, son las astas ya que la tela, comprada en Nueva York por 6,95 dólares, era de nilon y “no queda nada” de ella.

Hay quien se pregunta cómo puede parecer que la bandera está volando si en la Luna no hay atmósfera y, por tanto, no puede haber viento. La realidad es bastante sencilla: “Un mástil lunar tiene tres partes”, explica a The Current Annie Platoff, bibliotecaria de la Biblioteca de la UC Santa Bárbara y destacada experta en la colocación de banderas del programa Apolo en la superficie lunar.

“Hay dos secciones verticales, y luego la barra transversal horizontal con bisagras en la parte superior”. “Una vez que levantaron la bandera, varios factores hicieron que pareciera que estaba volando“, añade Platoff. “Primero había arrugas en ella debido a la forma en que se había guardado, por lo que esto se sumó a la ilusión de que la bandera está ondeando. Además, los astronautas no siempre consiguieron que la barra transversal horizontal se extendiera hasta el final, después de todo, estaban trabajando con trajes espaciales presurizados y guantes realmente engorrosos, lo que provocó que la bandera se amontonara en algunos lugares. Eso también hizo que pareciera que se estaba moviendo“, concluye la experta.

A pesar de que muchas personas creen que [nunca llegamos a la Luna, Kidger, por su parte, niega que haya que dudar sobre esto. “Cuando Iker Casillas dudó en Twitter sobre la llegada del hombre a la Luna e hizo una encuesta en la que más del 50% pensaba como él, pero hoy en día no hay pruebas de que eso no sucediera. De hecho, el experto señala que todo lo contrario: las sondas que han estudiado la Luna después han visto dónde se posó el módulo y las pisadas de Armstrong y Aldrin, que fueron los únicos en bajar de la nave.

¿Lo sabías?  Contempla la Tierra a través de la panorámica más larga de la historia