Ingenieros han logrado desarrollar un sensor de monitoreo cardíaco portátil a partir de material elástico y liviano que se utilizará para ayudar a controlar la salud del corazón.

Si bien anteriormente ya habían salido a la luz tatuajes que eran capaces de monitorizar el ritmo cardíaco, este es el primero elástico.

Ingenieros de la Universidad de Texas en Austin ha logrado desarrollar un sensor de monitoreo cardíaco portátil con material elástico. El objetivo de esta creación es ulizarlo para ayudar a controlar la salud del corazón con mayor precisión que las máquinas de electrocardiógrafos tradicionales.

Este nuevo tatuaje portátil basado en grafeno ha sido diseñado para que se pueda colocar en la piel del paciente y medir una variedad de respuestas corporales desde señales eléctricas a biomecánicas. Lo bueno de este tatuaje es que es muy ligero y se puede estirar para que no se sienta incómodo, lo que permitirá utilizarlo durante largos periodos de tiempo.

Para resultados más satisfactorios, debe colocarse sobre el corazón. El hecho de que esté creado en base a polímero piezoeléctrico llamado fluoruro de polivinilideno es capaz de generar su propia carga eléctrica en respuesta a la atención mecánica. También incluye tecnología de correlación de imágenes digitales 3D que se utiliza para encontrar la mejor ubicación para colocarlo.

¿Lo sabías?  Lentes de contacto para frenar la miopía: ¿verdad o ciencia ficción?

De esta manera, el dispositivo ha sido diseñado para permitir a los profesionales medir la salud cardíaca tanto de electrocardiografía como de sismocardiografía. Esto lo convierte en la primera tecnología ultradelgada y estirable del mundo que puede hacer estas cosas.