¿Utilizas habitualmente bicicletas eléctricas? Si te mueves por la ciudad o la montaña con este tipo de vehículos, seguro que ya sabes que las baterías y los motores que equipan son demasiados voluminosos, lo que influye negativamente tanto en la velocidad como en la comodidad de manejo.

Para evitar estos problemas, Bosch ha presentado para 2020 un nueva nueva colección de motores y baterías para bicicletas eléctricas. Sus características distintivas es que son mucho más compactos y potente, lo que permite dar impulso extra en las cuestas o permitir cargas de peso mayores.

En las bicicletas eléctricas de montaña actuales nos encontramos con pesos de algo más de 20 kilos. La batería y el motor eléctrico son una gran ayuda para que los ciclistas afronten las subidas difíciles con mayor comodidad, pero aún cuentan con mucho margen de mejora.

 

Las nuevas baterías anunciadas por Bosch, la PowerTube 625 y 400, han sido diseñadas para integrarse mejor en la moldura de la bicicleta, preservando el diseño delgado de la estructura y, a su vez, aportar mayor potencia. Como su propio nombre indica pueden ofrecer 625 o 400 vatios-hora e, incluso, podemos vincular varias PowerTube 625 para conseguir hasta 1.250 wH.

¿Lo sabías?  El Blue Yeti X es el micrófono USB-C que querrás para grabar tus streamings y podcasts

No obstante, las novedades para las bicis eléctricas que ha presentado Bosch no acaban aquí. El fabricante alemán también ha anunciado nuevos motores que pesan aproximadamente 2 kilos, como el motor Performance CX pensado para ciclistas de montaña, que cuenta con un modo de rueda libre para no ralentizar el pedaleo cuando no se está usando.

Bosch

Por otro lado, está el motor Performance Cruise que puede alcanzar velocidades de 20 mph, también diseñado para el deporte. Otros como el motor Cargo serán más útiles para aquellos ciclistas que pedalean por la ciudad transportando algo de carga y quieran poder llevar hasta 250 kilos de peso en el vehículo.

Bosch

Al margen de los motores y las baterías de las bicicletas, Bosch también tiene en cuenta otras necesidades de los ciclistas, como la posibilidad de ver el teléfono móvil para seguir rutas o consultar sus estadísticas deportivas.

Para satisfacer estas necesidades, el fabricante propone incluir el smartphone en el circuito con un soporte en el manillar, llamado SmartphoneHub, desde el que recoger los datos de la bicicleta y el uso que hacemos de ella en aplicaciones como Strava.