Los que tengan miedo a las agujas celebrarán este invento, ya que parece que por fin se acabará el tener que soportar la molestia de los pinchazos a la hora de sacar sangre. Si la mayoría de la población puede aguantar el trámite sin demasiados problemas, también es cierto que hay personas que por distintos motivos sufren en esos momentos.

Ahora, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado un sistema que permite la extracción de sangre sin que apenas lo note la persona, sin que sufra ningún tipo de dolor o molestia.

Para poder llevar a cabo la labor, este dispositivo funciona mediante un sistema de microagujas que hacen la perforación en la piel sin que apenas se note el contacto y sin la necesidad de “buscar la vena”, tal como se suele decir.

Su uso es tan sencillo que hasta lo puede hacer la gente en sus casas. Estas microagujas absorben la sangre desde la capa superior de la piel, por lo que no requieren de tener que buscar el sitio adecuado para realizar la extracción.

Basta con colocar el dispositivo en la parte superior del brazo durante unos minutos y él hará la extracción con lentitud hasta conseguir los 100 mililitros de sangre que se suelen necesitar en las pruebas médicas.

¿Lo sabías?  6 remedios naturales para fortalecer las defensas

En todo caso, aún no se ha aprobado su uso en España, pero una vez que está en funcionamiento en otros países, es cuestión de comprobar su fiabilidad. En caso de que sea la anunciada, no tardará en llegar.