Inicio MovilesTablets Análisis de Microsoft Surface 3: un tablet con alma de portátil