¿Me van a dar puntos? Eso es algo que, niños y adultos, hemos preguntado alguna vez en nuestra vida. Sin embargo, el trauma de pasar por los puntos de sutura parece que llega a su fin gracias a un pegamento quirúrgico para cerrar heridas que ha desarrollado el Instituto de Tecnología Technion de Israel.

Los puntos de sutura son parte de una intervención habitual para cerrar herida, y resultan ‘traumáticos’’ en muchas ocasiones. Son aparatosos, puede haber riesgo de infección o rotura (sobre todo en los puntos internos), son dolorosos, dejan cicatriz, hay que quitarlos cuando cicatriza la herida y, realmente, no es de un plato de buen gusto.

Son una solución para cerrar una herida, pero no funcionan en todas las situaciones. Por ejemplo, en órganos como pulmones, intestinos o vasos sanguíneos, además de los puntos hace falta un sellador, porque muchas veces se producen fugas. Con este pegamento para cerrar heridas, el Instituto Tecnológico israelí promete que se acabó, y será una alternativa a DermaClip.

Este pegamento médico, según los médicos que lo han desarrollado, es una especie de ‘’dos en uno’’ que permite unir las partes seccionadas y sellar al instante y, además, está preparado para poder operar en heridas tanto externas como internas, y esta es la gran novedad del pegamento médico de Technion.

¿Lo sabías?  Diferencias entre el síndrome de asperger y el autismo

Y es que, si bien los pegamentos para suturar heridas se utilizan desde hace tiempo en diferentes operaciones, solo se podían aplicar a heridas externas debido a la toxicidad de los componentes, que pueden provocar daños aún mayores a los que intentan subsanar si se aplican en lesiones internas. Además, los pegamentos actuales no son demasiado flexibles cuando endurecen, siendo un handicap importante en las operaciones de sutura.

El nuevo pegamento médico está hecho con componentes no tóxicos y es flexible cuando endurece, permitiendo la máxima movilidad en las lesiones externas, pero también garantizando que un pulmón, por ejemplo, al que se aplique este pegamento, tendrá la misma elasticidad una vez haya endurecido la cola.

La aplicación es realmente sencilla, ya que solo se necesita una pistola de cola caliente y esa temperatura solo está unos grados por encima de la temperatura corporal, con lo que aseguran que no habrá quemaduras.

Los responsables han probado este pegamento para cerrar heridas en animales de laboratorio, eso sí, y lo han patentado. Aseguran que reducen el tiempo de cicatrización, el dolor de la sutura y la cicatriz es menor, y la intención es que esté en el mercado en unos dos o tres años, ya que ahora se encuentran buscando socios.