MasTecnoCiencia
145011000icia_normal.jpg
Salud

4 ejercicios para acabar la Navidad con la misma talla de pantalón

145011000icia_normal.jpg

Un clásico. Llega Papá Noel y nos deja un regalo que no hemos pedido: unos michelines para adornar nuestra cintura. Este año vamos a intentar que nos caiga otra cosa y para conseguirlo solo hay una opción: “Trabajar para que nuestro cuerpo consuma más, todo lo que pueda, y así controlaremos los excesos nutricionales de la Navidad”, explica Marcos Flórez, director de estarenforma.com.

Flórez hace hincapié en la importancia del metabolismo basal y el de recuperación. “El primero refleja las necesidades calóricas mínimas para que nuestro organismo subsista, y el segundo, todo lo que el organismo gasta de más después de hacer ejercicio”. Hay que poner a trabajar a los dos. Aunque nuestro objetivo sea no acumular kilos en el abdomen no podemos centrarnos solo en mover esa zona: “Debemos combinar actividad cardiovascular como correr, aeróbic…, que generan mucho gasto calórico durante la actividad, con ejercicios de resistencia muscular como hacer pesas, que queman calorías en las horas posteriores”. Así controlaremos las calorías extra y no tendremos que hacer más agujeros en nuestro cinturón.

Ejercicios para no aumentar su cintura

Realice cuatro vueltas completas con 15 repeticiones de cada ejercicio. Descanse un minuto tras cada vuelta.

1. Sentadilla con isométrico de hombros

 

Con un peso adecuado, extienda los brazos sobre la cabeza. Los talones van paralelos a las caderas y las puntas hacia afuera. Haga el gesto de sentarse con la espalda recta hasta que las caderas lleguen a la altura de las rodillas.

¿Lo sabías?  Científicos descubren cómo curar heridas sin dejar cicatriz

2. Remo a dos manos en supinación

 

Flexione las rodillas e inclínese con el tronco recto. Con las mancuernas al frente reme elevando los codos hacia el techo. Lo más importante es el movimiento de los codos llevando el peso a la parte más baja de la cintura.

3. Flexión y Extensión de piernas

 

Flexione las rodillas para apoyar las palmas de las manos en el suelo, y desde ahí extienda las piernas hacia atrás para apoyar las puntas de los pies. Regrese a posición de cuclillas y póngase de nuevo en pie.

4. Flexión de tronco con rotación

 

Tumbado boca arriba con las manos detrás de las orejas, flexione el tronco dejando la parte baja de la espalda pegada al suelo y lleve el hombro hacia la rodilla contraria. Repita con el otro hombro sin apoyar la cabeza.

[Source link :elpais]

Related posts

La cerveza es mucho más beneficiosa de lo que imaginas

Rocambol

Las 7 fracturas más frecuentes en las personas

Jesus

Síndrome de fatiga crónica: causas, síntomas, tratamientos, diagnóstico y más

Jesus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: