MasTecnoCiencia -Noticias de Tecnologia
Todofoto

10 Consejos para Fotografiar la Ciudad por la Noche

La fotografía nocturna tiene muy diversas modalidades. Podemos fotografiar las estrellas, hacer largas exposiciones nocturnas o incluso crear fotografías muy originales empleando la técnica del lightpainting. Muchas de ellas comparten un mismo principio muy importante: hay que estar en completa oscuridad para realizarlas.

Pero a veces también se nos olvida que existe la fotografía nocturna que se hace a plena luz. Exacto, me refiero la fotografía nocturna en la ciudad. En este artículo quiero darte las claves para que consigas las mejores tomas nocturnas urbanas. ¡No te lo pierdas!

1. Evita el Modo Automático

Habrás notado que en cuanto se esconde el sol, por mucho que se enciendan las farolas de la ciudad, tu cámara necesita más luz para conseguir sacar una fotografía bien expuesta. Si has disparado en automático, seguramente tu cámara habrá levantado el flash integrado, a causa de esta falta de luz. Gran error. Si estás fotografiando un paisaje urbano, el flash tan solo iluminará la parte más cercana a ti, dejando todo el fondo completamente subexpuesto.

Por eso será importante evitar el modo automático y optar por el modo manual o alguno de los modos semiautomáticos, como el de prioridad a la velocidad o el de prioridad al diafragma, dependiendo del resultado que quieras conseguir.

Por supuesto, por la misma razón que te comentaba antes, será importante también evitar usar el flash.

2. No temas Subir la ISO

Siempre te lo decimos, pero no está de más recordarlo: es preferible subir la ISO más de la cuenta, a sacar una fotografía subexpuesta. Muchas veces, por miedo al ruido, intentamos no subir la ISO en exceso. Esto es una acción correcta, siempre y cuando no subexpongamos nuestra fotografía por ello. Si la foto queda demasiado oscura, recuperarla en edición nos generará más ruido (y además más feo) que si nos hubiéramos atrevido a aumentar la ISO lo suficiente como para exponerla correctamente.

Por eso, lo mejor que puedes hacer es conocer tu cámara al 100%. Realiza diversas pruebas para saber dónde está el límite de ruido aceptable. Es decir, hasta dónde puedes permitirte subir la ISO sin que el ruido arruine tu toma. Conociendo este límite, no temas subir la ISO hasta donde creas necesario.

Este límite de ISO-ruido será muy diferente en cada modelo, ya que este aspecto desgraciadamente sí está muy ligado a la calidad del equipo fotográfico (concretamente al sensor de la cámara). Por otra parte, la percepción del ruido es totalmente subjetiva, por lo que deberás ser tú mismo el que decida hasta dónde es aceptable el ruido en la toma.

¿Lo sabías?  Las seis cámaras más interesantes del año para (casi) todos los bolsillos

3. Cierra el Diafragma

¿Cómo que cerrar el diafragma? ¿No se supone que necesitamos más luz? Sí, lo sé, a priori puede no tener demasiado sentido que te diga que cierres el diafragma. Y si no consigues exponer bien tu fotografía jugando con los otros dos parámetros del triángulo de la exposición (velocidad de obturación e ISO), no te quedará más remedio que abrirlo.

Sin embargo, un diafragma cerrado queda muy bonito en la ciudad, porque hará que todas las farolas hagan un brillo estrellado. Para conseguirlo, deberás cerrar el diafragma al menos a f/8, e incluso llegar a f/16 si quieres que se note bastante el efecto. Cuanto más lo cierres, más forma de estrella tendrán los brillos.

4. Usa Velocidades de Obturación Lentas

Como te comentaba, vas a necesitar ganar toda la luz posible. Y si encima decides cerrar el diafragma como te recomendaba en el punto anterior, todavía más razón para compensarlo con la velocidad de obturación. Eso sí, ten en cuenta que si estás disparando a pulso, no deberás bajar demasiado o tu fotografía podría trepidarse.

Normalmente, el límite para disparar a pulso ronda el 1/30 seg., aunque siempre puedes intentar ganar estabilidad sujetando correctamente la cámara, apoyándote en algún sitio o usando algunos trucos para ganar más estabilidad.

Por supuesto, un trípode o un monopié te facilitarán bastante esta tarea, y te permitirán disparar a velocidades más lentas. Eso sí, ten en cuenta que algunas ciudades tienen restricciones a la hora de usar trípodes, y su uso en ciertas zonas puede considerarse «ocupación de la vía pública». Por eso será importante que consultes la ley en cada ciudad y pidas los permisos pertinentes antes de buscarte algún problema con la policía.

5. Ojo con el Balance de Blancos

El balance de blancos en ciudad siempre va a darnos problemas. La mayoría de farolas tiene un tono muy amarillento que convendrá compensar usando el balance de blancos manual. Si además hay algunas luces de colores, como las de los semáforos, carteles o iluminaciones festivas, nuestro modo automático ya se volverá loco del todo.

¿Lo sabías?  La suite de plugins de edición fotográfica de Nik Collection ahora es gratuita

Lo ideal será usar algún preset como por ejemplo el de tungsteno, o directamente configurar los Kelvin que ayuden a nuestra fotografía a eliminar esa contaminación amarilla. Aunque no conviene eliminarla del todo, ya que al fin y al cabo el ambiente urbano suele tener este tono amarillento.

Para asegurarte de conseguir exactamente el balance que quieres, lo mejor será disparar en formato RAW, para poder ajustar al milímetro los tonos de tu fotografía en edición.

6. Opta por un Objetivo Gran Angular

Si lo que quieres es capturar la ciudad en todo su esplendor, sin duda un objetivo gran angular te vendrá estupendamente.

Un mayor ángulo de visión te permitirá abarcar la grandeza de una gran avenida, las formas de la arquitectura de algún edificio importante, la belleza de algún monumento famoso, o el impresionante skyline de la ciudad.

Por supuesto, otro tipo de objetivos podrán venirte bien también, si prefieres optar por un ángulo más cerrado, si quieres captar algún detalle o si te apetece probar el retrato nocturno urbano (que te recomendaré en el consejo número 10).

7. Aprovecha la Hora Azul

Como ya te hemos comentado alguna vez, los contrastes de color son un recurso compositivo increíble para conseguir que tus fotografías ganen atractivo. Sin duda, mezclar colores primarios con sus complementarios en tu toma, captará mucho la atención.

Si aprovechas la hora azul, encontrarás el contraste perfecto entre el naranja de las farolas y el azul intenso del cielo. La hora azul, también conocida como hora mágica, es ese momento en el que el sol ya se ha escondido por el horizonte pero todavía no es de noche (o cuando está a punto de salir por la mañana). Esa hora en la que el cielo se ilumina de un azul profundo, intenso y precioso.

Recuerda que la hora azul es bastante fugaz, así que deberás estar preparado y tener tu toma planificada de antemano si quieres aprovecharla al máximo.

8. Atrévete con el HDR

De noche encontraremos contrastes lumínicos muy marcados. Sobre todo en fotografías del skyline de la ciudad, las luces brillantes destacarán mucho, dejando paredes y carreteras más oscuras.

¿Lo sabías?  Las mejores apps de almacenamiento en la nube

Una buena manera de ganar rango dinámico es usar técnicas como el bracketing o el HDR, para compensar luces y sombras y conseguir una imagen mucho más equilibrada. Ambas técnicas están basadas en la misma premisa: deberás realizar varias fotografías (normalmente 3 o más) con diferentes exposiciones. Así tendrás en diferentes fotografías bien expuestas las altas luces, los medios tonos y las sombras. Después, en edición, podrás combinarlas para quedarte con las mejores partes de cada una.

Si no sabes bien cómo funcionan estas técnicas, no te preocupes. Tenemos artículos específicos para cada una de ellas:

9. Atrévete con la Larga Exposición

Jugar con las luces y la larga exposición siempre es muy divertido. Y en la ciudad tenemos luces en movimiento constantemente. Exacto, me refiero a los coches. Captar las trazas de sus luces al pasar puede ofrecerte una composición muy interesante y original.

Para conseguirlo deberás usar un trípode, cerrar el diafragma, bajar la ISO y, por supuesto, usar velocidades de obturación lentas, normalmente menores que 1 segundo. Si aun aun limitando al máximo la entrada de luz con el resto de parámetros la fotografía se te quema, prueba a usar un filtro ND para recortar todavía más la luz que entra hacia el sensor de tu cámara.

10. Atrévete con los Retratos

Finalmente, un tipo de fotografía muy interesante en ciudad también son los retratos nocturnos urbanos. Las luces de la ciudad y el ambiente nocturno pueden darle a nuestros retratos un aspecto muy original, o un toque underground muy atractivo.

Siguiendo una serie de consejos que te recomendábamos en este artículo conseguirás retratos espectaculares en la ciudad, aprovechando su ambiente y sus luces de colores al máximo.

 

 

[Source link :dzoom]

Related posts

Fotos del dia ( Rocas en el mar )

Rocambol

LG lanza un nuevo miembro de la familia LG Friends: la Action Cam LTE

Rocambol

Los rumores apuntan a una nueva Sony RX100 con sensor de tamaño Cuatro Tercios

Rocambol

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: